El PP denuncia nuevas deficiencias en la organización de las fiestas

El grupo 'popular' en el ayuntamiento de Huesca ha advertido de nuevas deficiencias en la organización de las fiestas de San Lorenzo tras constatar que el tripartito no ha previsto la instalación de la habitual carpa que daba sombra al paseo Ramón y Cajal. Durante toda la semana festiva, tanto los comerciantes que instalen ahí sus puestos de venta ambulante --los conocidos "chiringuitos"-- como los oscenses que los visiten "sufrirán el calor del sol y el asfalto, lo que implicará una merma en las ventas y en la animación de la zona".

Los 'populares' achacan "este nuevo despropósito" a la negligencia del gobierno municipal. El portavoz del PP en el ayuntamiento, Gerardo Oliván, ha destacado "la alarmante incapacidad del tripartito, y especialmente de Luis Felipe, para garantizar la normalidad tanto en la vida cotidiana de los oscenses como en San Lorenzo. Cada día que pasa desvela una nueva chapuza y un clima de desgobierno generalizado".

Oliván denuncia que las carencias detectadas en Ramón y Cajal "se suman a las improvisaciones y las meteduras de pata que se repiten, una tras otra, en el tripartito". Así, lo sitúa en la línea de "la tomadura de pelo" que ha supuesto la polémica del protocolo. Para Oliván, "no se trata solo de una evidente crisis de gobierno sino de una falta de respeto a todos los vecinos. Cuando todos los oscenses creen superado un despropósito de Luis Felipe, improvisa uno nuevo". Los 'populares' señalan que "todavía no ha trascendido el nerviosismo del tripartito según se acercaba la fiesta, hasta el punto de cambiar constantemente de opinión para acabar incumpliendo su propio protocolo. Si todo dependía del informe de la Archivera, ¿por qué no se solicitó en su día ¿Esa es la confianza del tripartito en los técnicos municipales, sometidos ahora por los comisarios políticos? Es difícil recordar una humillación semejante en un gobierno municipal y, sobre todo, el clima de inseguridad que traslada todos los oscenses. Se han dado cuenta demasiado tarde que sus decisiones les llevaban al rechazo de los oscenses". Con respecto a las últimas decisiones adoptadas por el tripartito sobre el protocolo laurentino, los 'populares' recuerdan que, como integrante del equipo de trabajo que redactó el borrador de reglamento, finalmente desechado por el tripartito, la propia archivera ya proponía la asistencia de la corporación a los actos de todas las confesiones.

El PP concluye que "es cierto que la tensión entre los socios del tripartito es cada vez mayor, pero Luis Felipe ha descubierto un lado positivo en esa crisis permanente. Es una cortina de humo para ocultar el verdadero problema. La verdad, la que importa realmente, es que el gobierno de Felipe no ha hecho absolutamente nada en más de un año. Huesca no se merece semejante incapacidad"

Comentarios