El estudio socioeconómico destaca la complementariedad de servicios entre Benasque y Luchon

La Asociación pro Túnel Benasque Luchón celebraba asamblea en la que además de los puntos habituales en el orden del día, se presentaba el informe del impacto socioeconómico que tendría esta infraestructura y se daban a conocer las actividades previstas para el mes de septiembre. El Palacio de los Condes de Ribagorza, donde se celebraba, la asamblea se llenaba de vecinos pero también de representantes de diferentes instituciones, entre ellos, alcaldes del valle, alcalde de Barbastro, teniente alcalde de Graus, diputados regionales y provinciales.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

El punto más destacado, y que más interés generó, fue la exposición del estudio socioeconómico que permite conocer, exactamente, el impacto que podría tener el túnel. José Luis Ballarín, presidente de la asociación, explicaba que los impactos son positivos para todo el eje del Ésera. Destacaba los datos referidos a la complementariedad de servicios entre valles.

Hasta ahora eran sólo datos que se concretan en las 200 páginas de este informe que recoge los impactos altos, medios y bajo aunque el resumen es que sería positivo para toda la cuenca. Entre los aspectos negativos, figura la N260 como uno de los inconvenientes del túnel.

La asamblea también sirvió para de futuras acciones. La más inmediata será la comparecencia en las Cortes a la que acudirán con este documento. Ballarín recordaba además que el túnel, trasciende la conexión de Benasque y Luchón, uniría, comercialmente, Zaragoza y Toulousse, punto de defensa y necesidad, recordaba de esta infraestructura.

El 12 de septiembre se llevará acabo otra reunión en Luchon, pendientes también de poner fecha a un encuentro con la presidenta de Mydi Pyrenees, y de actualizar algunos de los estudios que, en su momento, se realizaron, como el técnicogeológico que data del año 1994, y del que se podría encargarse alguna institución, y se va a solicitar también un estudio ambiental. El último paso sería, según Ballarin, la financiación de la obra, aunque lo importante es ir completando la hoja de ruta, para no depender únicamente de un producto como la nieve.

Comentarios