“La juventud tiene derecho a la esperanza”

(Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca- Proyecto Hombre)

La juventud es responsable, es decir libre. No todo lo aprende por su experiencia, demanda información.

Hablar de drogas y de adicciones es hablar de salud y de calidad de vida, y en los jóvenes, es hablar de futuro y de esperanza. No es tiempo de retórica, es la realidad social. Es el riesgo personal y familiar quien puede verse implicado en el abuso y el consumo de drogas legales o ilegales. Es la adolescencia y la juventud de una sociedad mejor quien debe optar por la vida saludable. Que los adolescentes no se inicien en los consumos de sustancias estupefacientes y en las prácticas adictivas es más que deseable.

Es muy posible que aquellos jóvenes consumidores de drogas no tengan la percepción de su nocividad y de su perjuicio para su salud. Argumentan que dominan su adicción, siquiera el fumador, pero ignoran el perjuicio que causan a su propia salud. La moderación es un gran acierto. No acercarse a las drogas es el éxito total. La gestión de su tiempo libre y de su ocio, el disfrute de las fiestas es mejor sin el daño que silenciosamente operan las diversas drogas. Los jóvenes son responsables y saben lo que quieren. Sus grupos, sus pandillas deben tener el valor de enfrentar la droga. Aquí y ahora. No hay que emular nada, ni se trata de ninguna moda de interés.

Tú, si, tú: Sé libre para cuidar tu cerebro y todo tu cuerpo. Se responsable para decir no a la droga. Se libre para mantener siempre la consciencia. Se responsable en la gestión de tu vida y de tu salud, que son tu principal patrimonio, tu realidad y tu esperanza. Se libre por ti mismo. Y por tu círculo de familiares y de amistades. Por una vida mejor que empieza y sigue contigo mismo cada día. Dedica un poco de tu tiempo a pensar serenamente sobre estas realidades y estos riesgos. Opta con valentía por tu salud.

La droga es lo contrario de la salud y a nadie beneficia.

Juventud libre, responsable, es la que opta por la vida saludable. La que opta consciente y serenamente por su libertad. La que pasa de drogas y la que sabe decir no a las falsas estimulaciones y a los vacíos encantamientos.

Juventud es esperanza. Salud.

Comentarios