El almacén de paja de Fornillos sigue ardiendo controlado por los Bomberos de Huesca

pajera incendio fornillos

El incendio declarado el pasado miércoles en un pajero próximo a la localidad de Fornillos todavía no se da por extinguido por parte del Gobierno de Aragón, ya que las cuadrillas siguen vigilando el perímetro de las 400 hectáreas arrasadas y también los Bomberos de Huesca están controlando en todo momento el único foco que permanece activo, que es el almacén de paja con dos millones de kilos en su interior, según indicaba el dueño del mismo a esta redacción.

El almacén se ubica junto a la carretera que conduce a las localidades de Apiés y Fornillos. En esta última población oscense se vivían momentos de tensión al ver acercarse las llamas con gran velocidad hasta las puertas de las casas. Ante la falta de medios en los primeros momentos, los vecinos se veían obligados a actuar con todo lo que tenían a su alcance como tractores, bombas, etc. En el día después, con todo lo calcinado a su alrededor, se vuelve poco a poco a la normalidad.

Se espera que en las próximas horas el incendio se dé por extinguido en toda la parte forestal, no así en el almacén, donde la paja puede seguir ardiendo incluso durante varios días.

EL FUERTE VIENTO COMPLICÓ LAS PRIMERAS HORAS DEL INCENDIO

El viento era un fuerte enemigo para tener controlado el incendio. Para ello, trabajaban dos aviones y un helicóptero que se abastecían de agua de La Sotonera, Montearagón e, incluso, alguna piscina privada cercana al incendio.

Otra de las preocupaciones era que no llegase a la zona del vertedero de Fornillos ya que las basuras generan metano, un gas muy inflamable. Aunque también era un factor muy grave la sequedad del suelo agrícola.

Según explicaba el propietario del pajar a Radio Huesca el incendio tenía que ser provocado. Hace dos años también "me la quemaron" apuntaba.Se están investigando las causas.

Comentarios