Tarde de susto y triunfo para López Simón

López Simón puerta grande toros

El torero madrileño abrió la puerta grande en la primera corrida de la Feria Taurina de San Lorenzo. Cortó tres orejas, dos a su primero y una al que cerró plaza. Sufrió un percance en el tercero que le obligó a pasar a la enfermería para ser atendido de los golpes que se llevó en la rodilla derecha, hipocondrio derecho y axila izquierda. A pesar del susto salió para torear al sexto. Fue el triunfador de una tarde donde Padilla cortó una oreja y Manzanares se quedó con una ovación en el quinto. Se lidiaron toros de Charro de Llen, con juego desigual, con casi lleno en los tendidos con una gran entrada.

Padilla, silencio y oreja; José María Manzanares, silencio y ovación; López Simón, dos orejas y oreja tras aviso. Debutó en la presidencia Carolina Chaves, siendo la primera mujer que preside una corrida de toros en Huesca. Le acompañó también por primera vez como asesor Julián García.

Daba comienzo la Feria Taurina de San Lorenzo en una intensa tarde con un cartel muy atractivo y que, como se esperaba, tuvo a López Simón como principal protagonista por todo el despliegue que hizo en sus faenas, la cogida que sufrió y el valor y coraje de un torero que ahora mismo está muy por encima del resto y lo demuestra tarde tras tarde. En esta ocasión lo pudimos disfrutar en Huesca.

Juan José Padilla abría plaza y lo hizo como siempre buscando el calor de la afición, pero no tuvo suerte con su primero que no se dejó torear y que incluso resultaba peligroso, como se vio en banderillas donde no le ayudó nada. Brindó al público, pero no hubo colaboración en la muleta y la faena fue bastante pobre, a pesar del interés del torero que se intentó desquitar en el cuarto al que recibió con dos largas cambiadas y que le propinó un fuerte golpe también, aunque sin consecuencias, en una pierna. Mientras le aguantaron las fuerzas al toro Padilla le toreó con temple y la faena llegó al tendido que le premió con una oreja.

Manzanares no está teniendo mucha fortuna en sus últimas visitas a Huesca, plaza en la que sabe lo que es triunfar. Pero no era su día y además le tocó el peor lote, si bien el quinto estuvo muy entregado en la muleta donde consiguió hilar alguna buena tanda y cortó una oreja. No estuvo fino con la espada.

Y López Simón firmó una gran faena en su primero a un toro noble. Se quitó las manoletinas, dio emoción y sufrió una cogida resultado conmocionado y que llevó el susto a los tendidos. Era el final de una faena completa donde toreó con suavidad y emoción. La lidia estuvo interrumpida mientras se recuperaba y es que se llevó una buena paliza en la pierna derecha y el costado. Se recuperó y sin chaquetilla mató y se llevó dos orejas que paseo ante los aplausos del público.

Estuvo en la enfermería hasta que volvió a salir para torear al sexto al que le cortó una oreja. No fue un toro tan brillante, pero sirvió igual para un López Simón que pisa terrenos que otros no pisan y eso le vale para sumar triunfo tras triunfo en esta temporada. Abrió la puerta grande, como ya hiciera el año pasado, en su segunda actuación en Huesca.

Con un buen sabor de boca se fueron los aficionados que tienen nuevos alicientes para este jueves día 11 con la presencia de El Fandi, Talavante y el peruano Roca Rey con toros de Núñez de Tarifa.

Comentarios