Paquirri abre la puerta grande en su vuelta a Huesca

Paquirri toros torero

No pudo tener mejor reencuentro en su regreso a la Plaza de Toros de Huesca Francisco Rivera “Paquirri”, tras la grave cogida que sufrió el año pasado. Cortó dos orejas al primero de la tarde, pero no tuvo tanta fortuna, con el peor toro, en el cuarto. Su hermano Cayetano estuvo gris y José Garrido demostró que hay madera y cortó un apéndice a cada uno de sus toros. Tres cuartos de plaza en la tercera de abono con toros de Murube, nobles y con poco juego en general.

Francisco Rivera “Paquirri”, dos orejas y silencio tras aviso; Cayetano, silencio con tímidos aplausos y silencio; José Garrido, oreja y oreja.

Paquirri sabía que era una tarde especial tras lo que vivió en este mismo ruedo el 10 de agosto de 2015 y vino decidido a por el triunfo. Le acompañó que tuvo una rápida conexión con el sol, y la faena fue calentando el ambiente. Con pases mirando al tendido y una faena donde puso todo su empeño consiguió cortar las dos orejas. El toro tenía recorrido en la muleta y mientras le aguantaron las fuerzas Paquirri estuvo a gusto y se notó durante una labor larga y con final feliz. No ocurrió lo mismo en el cuarto donde con un astado que se acostó en plena faena no había nada que hacer y en este caso la felicidad no pudo ser completa, si bien las dos orejas del primero le aseguraban la puerta grande.

Su hermano Cayetano no estuvo, ni tuvo posibilidad con el peor lote de la tarde. Faenas sin ligazón y un susto en el primero que le propinó una pequeña lesión de la que fue atendido en la enfermería terminó de descentrarle y poco se puede salvar de los dos toros que lidió en su regreso también a la Feria Taurina de San Lorenzo.

Cerraba el cartel un joven José Garrido que se quedó en las puertas del triunfo total al fallar con la espada. Estuvo por encima de sus oponentes. En el tercero hizo una faena con lucimiento y ante un animal que tenía una embestida brusca que complicaba las cosas, pero que solventó con nota y se llevó una oreja. En el sexto estuvo bien con el capote, como su primero, y con la muleta tuvo que ponerlo todo el torero ante la poca fuerza lo que hacía que se quedara corto por lo que no hubo tanta vistosidad, pero sí mucho empeño. Marró con la espada y se llevó una oreja.

Se cierran las corridas a pie este sábado con la llamada “Corrida del impulso” con toreros que buscan un hueco en los carteles. Eduardo Gallo, Daniel Cuevas, Imanol Sánchez y Borja Jiménez lidiarán toros de Albarreal. El festejo comenzará media hora antes, a las 6 de la tarde.

Comentarios