Imanol Sánchez corta la única oreja en la corrida del impulso

Imanol Sánchez oreja toros San Lorenzo

No fue un buen día en un festejo con ocho toros que se hizo largo y tedioso por diferentes motivos y que no respondió como se esperaba. Solamente pequeños detalles de Imanol Sánchez, que cortó una oreja al tercero y perdió el trofeo con la espada en el séptimo, Borja Jiménez en el cuarto y Eduardo Gallo en el quinto firmaron cosas interesantes, si bien no terminaron de rematar. No fue mala la corrida de Albarreal, aunque desigual con un sobrero de Núñez de Tarifa al ser devuelto a corrales el octavo. Por primera vez se picó al toro contraquerencia.

Eduardo Gallo, ovación y vuelta al ruedo tras petición de oreja; Daniel Cuevas, silencio y silencio con algunos pitos; Imanol Sánchez, oreja y silencio; Borja Jiménez, vuelta al ruedo y aplausos. Casi tres cuartos de plaza en los tendidos para poner el cierre a las corridas a pie de la Feria Taurina de San Lorenzo.

La empresa Albahaca &Plata había programado una novedad en los carteles que era juntar a cuatro jóvenes toreros y darles la oportunidad en una feria importante como la de Huesca. Pero no salió como se esperaba. Se hizo largo con más de tres horas y además se notó la falta de actividad de algunos de los toreros, especialmente con la espada.

Eduardo Gallo torero con temple a su primero con muletazos de mucho mérito ante un animal que no era fácil por su embestida. Se llevó los aplausos del público por el interés que puso en este primero. El quinto fue mejor con un toreo importante y al que le faltó algo de profundidad ante un toro noble. Mató tras un pinchazo y hubo petición de oreja, pero la presidencia no la atendió.

Daniel Cuevas no tuvo su día, se le vio nervioso y además el toro se le vino abajo rápido y esos nervios le llevó a cometer errores y sobre todo la espada que fue un autentico calvario durante toda la tarde para el zaragozano.

El tercero de la tarde era Imanol Sánchez que es todo ilusión y eso a veces le hace precipitarse. Recibió a su primero con una larga cambiada y colocó banderillas en ambos toros, con hasta cuatro pares en el séptimo. Estuvo muy centrado e intento tapar las carencias del de Albarreal. Cortó una oreja y en su segundo tuvo silencio ya que se enfrió el ambiente al fallar con el acero. Incluso se llevó un pequeño susto, aunque sin consecuencias.

Y cerraba plaza Borja Jiménez al que se le vio el más ‘toreado’ de los cuatro y con mucha madera. Destaco con el capote al cuarto, un toro noble y con embestida mientras le aguantaron las fuerzas. Buena faena en los medios y deslució con la espada para conformarse con la vuelta al ruedo. El octavo tuvo que ser devuelto a los corrales y salió un sobrero de Núñez de Tarifa que bien se podía haber quedado en casa. Se rajó completamente. Lo mató bien, pero de nada servía.

Parecía una corrida sin fin y es que ocho toros son muchos toros a estas alturas de feria y de fiestas lo que se notó en los tendidos que no tuvo el mismo comportamiento que en días pasados, especialmente el de sol. Se cierra la feria este domingo 14 de agosto con toros de Benítez Cubero para los rejoneadores Andy Cartagena, Leonardo Hernández y Lea Vicens.

Comentarios