Los mayores, protagonistas en el último día de las fiestas de Pomar de Cinca

Los vecinos de Pomar de Cinca despedían este lunes sus fiestas en honor a Nuestra Señora de la Asunción con un guiño a sus vecinos de mayor edad. La pista de la Casa de la Cultura se convertía en una sala de baile para el grupo ‘Wonder Dance’ que ofrecía su espectáculo dirigido al público de la tercera edad. Al finalizar se servía entre todos los asistentes un picoteo, y se entregaban los premios de los distintos concursos que se han desarrollado desde el día 12, cuando se iniciaron estas fiestas.

Una traca de fuegos artificiales, lanzados desde el centro social de La Sabina ponía el broche colorista a la última jornada de fiestas que comenzó al mediodía, con uno de los actos más tradicionales: la misa en honor a la virgen, con la procesión y la participación de la rondalla local ‘Aires del Cinca’.

Las fiestas de Pomar han tenido como tónica general una gran participación en todos los actos que programa el Ayuntamiento junto con una comisión formada por los ‘quintos’ y varias asociaciones, así como voluntarios. Así se pudo ver en la jornada del domingo con la gran afluencia al espectáculo de ‘Los Titiriteros de Binéfar’, que recaló en Pomar dentro del programa Estío Vivo, de actuaciones teatrales que promueve la Diputación Provincial de Huesca, y que tuvo lugar tras el concurso de tortillas (las más sabrosas fueron las de Jesús Agúndez y Laura Foradada, que se llevaron sendos lotes de champán y vino).

La orquesta Welcome Band amenizó el baile en la tarde noche del domingo, y a su término fue el turno de una original fiesta ibicenca que incluyó un concurso de cócteles.

Estas fiestas han servido para rendir homenaje a una de las personas más queridas de Pomar de Cinca, Julio Alegre. Vecino fallecido hace unos meses y que ha dejado gran huella en el club de fútbol local, así como en el tejido asociativo de la localidad. “Cada acto que había, le pedías ayuda y allí estaba Julio siempre dispuesto a colaborar. Sin duda ha sido el acto más emotivo de estas fiestas”, señalaba la alcaldesa Elisa Sancho. El homenaje tuvo lugar en la tarde del sábado con un partido de fútbol entre antiguos jugadores del Club Deportivo Pomar.

Otro nombre propio de estas fiestas ha sido Tomás Serna, vecino consorte de Pomar de Cinca, y que fue el encargado de leer un multitudinario y emotivo pregón el viernes 12 por la noche. “Tomás Serna es la persona más colaboradora con los actos del pueblo y lleva Pomar por bandera. Es el técnico de sonido, de la rondalla, se encarga de la organización del pregón, … Si aquí tenemos un problema llamamos a Tomás”, explica la alcaldesa.

Elisa Sancho destaca la “buena afluencia de vecinos y gran participación en todos los actos, previstos para todos los públicos y para que la gente disfrute”. Y es que la localidad, de medio millar de habitantes, ha aumentado su censo estos días en un 50% con motivo de las fiestas mayores.

Comentarios