Ayudas económicas y trabajo voluntario, claves para Cáritas Diocesana Huesca

Taller costura Cáritas

Cáritas Diocesana de Huesca puede llevar a cabo su importante labor solidaria gracias al trabajo que llevan a cabo un buen número de voluntarios y a la aportación económica y donativos de instituciones, entidades religiosas y ciudadanos particulares. En 2015 se contó con el trabajo de más de 500 voluntarios, y se recibieron más de 1,8 millones de euros.

El pasado año 2015, participaron con Cáritas 529 personas voluntarias: 200 de ellas en las parroquias, y 329 en los distintos programas y proyectos de Cáritas. También se contó con 28 trabajadores, además de los 16 contratados para su formación e inserción laboral.

Cáritas Diocesana cuenta con 540 socios que realizan aportaciones económicas fijas y periódicas. Los donantes realizaron 861 donaciones esporádicas. Además se recibieron varias herencias y legados, y hubo entidades religiosas que efectuaron donativos. A ello hay que sumar las cuestaciones parroquiales para Cáritas. Gracias a ello, Cáritas Diocesana Huesca recaudó en 2015 más de 648.500 euros, el 34,5% de todos sus ingresos.

Además, más de 986.000 euros (el 52,5% de los ingresos) llegaron de la colaboración de instituciones públicas, como son la Administración del Estado, a través de aportaciones del IRPF, el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca, la Coarca de la Hoya y el ayuntamiento de Huesca, además de apoyo de las obras sociales de Ibercaja, CAK y la Caixa, las Fundaciones de Endesa, Roviralta y Amancio Ortega, y la Conferencia Episcopal Española.

El resto de los ingresos, algo más de 243.600 euros, procedió, entre otras cuestiones, de las ventas de las tiendas “Trobada” y de Comercio Justo. La cantidad ingresada por Cáritas en 2015, para cubrir todos sus gastos, ascendió a 1.878.800 euros.

Los gastos de la entidad ascendieron a 1.872.000 euros, quedando al final de año un remanente de unos 6.600 euros. El gasto más importante fue el relativo al personal laboral, que ascendió a 875.000 euros, el 46% del total. Los gastos por ayudas directas, prestaciones por becas de asistencia a cursos y talleres y otros gastos sociales supusieron 542.000 euros. Finamente, el resto de los gastos, por importe de 454.000 euros correspondieron al pago de alquileres, suministros, seguros o infraestructuras, entre otras cuestiones.

Comentarios