ADELPA lleva un año esperando a una reunión con el presidente de la CHE

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA), ADELPA se enfrenta a un hecho inédito desde su creación hace 20 años. Esta Asociación, que se caracteriza por el diálogo y el consenso con otras administraciones, en especial la hidráulica, tiene solicitada una reunión con el actual presidente de la Confederación hace más de un año, sin respuesta por su parte. En opinión del Presidente de ADELPA, este comportamiento es absolutamente impropio de una Administración Pública en un país democrático.

Recuerdan en un nuevo escrito dirigido al presidente del Organismo de Cuenca que las cuestiones a abordar en la reunión solicitada son de su plena competencia, al estar relacionados con la modificación del articulado relativo a la restitución territorial en el Plan de Cuenca para el periodo 2015-2020 y los procedimientos de caducidad de concesiones hidroeléctricas en el Pirineo, a los que habría que añadir la reciente problemática suscitada por la falta de abastecimiento de agua para consumo humano a poblaciones del Pirineo desde embalses ubicados en este territorio.

Manifiestan que en el supuesto de persistir esta anómala situación desde esta Asociación se propondrán actuaciones encaminadas a poner en evidencia la dejación de funciones y el comportamiento irregular que supone el que una Administración Pública como es la Confederación Hidrográfica del Ebro, deje de atender durante más de un año una solicitud de sus administrados (más de 100 ayuntamientos de la cuenca).

El malestar de ADELPA es creciente al ver reflejado en la prensa diaria cómo el Presidente de la CHE puede hacer un hueco en su agenda para reunirse con otros colectivos con motivo de asuntos de actualidad, como la imposibilidad del abastecimiento de agua para consumo humano a las poblaciones del Pirineo desde sus propios embalses y, sin embargo, ADELPA y los Ayuntamientos son absolutamente ignorados en esta cuestión.

Todo ello pese a que el abastecimiento de agua para consumo humano es una competencia municipal, pero posiblemente motivado porque la razón última de esta grave situación es el incumplimiento por parte de la Administración hidráulica de uno de los preceptos básicos de la normativa de aguas en España, como es la prioridad del abastecimiento de agua para consumo humano sobre otros usos como el agrícola.

Esto último es, sin duda, consecuencia de que en los órganos de gobierno de las Confederaciones tan solo estén representados los grandes usuarios del agua como regantes, hidroeléctricas, etc, y no los territorios donde se genera el recurso hidráulico y que sufren las afecciones derivadas de su almacenamiento, transporte y aprovechamiento en beneficio de otros territorios.

Comentarios