Festa Coqueta: 4.000 tapas y 2.700 raciones de coqueta

coqueta

Benabarre celebraba, este viernes, una nueva edición de la Festa de la Coqueta y Tapas Benabarre Sabor. La jornada, que incluía novedades, principalmente, en la redistribución del espacio y la forma de pago, resultaba un éxito a tenor de las cifras, puesto que, se vendían 4.000 tapas, superando el número de la edición de 2015, y se consumían 2.700 raciones de coqueta.

El alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, se mostraba satisfecho por la respuesta del público ante las novedades. Se colocaban 200 sillas más y mesas altas, para comodidad del público, y se reducía el espacio de la coqueta que se colocaba a los pies del castillo. También era bien acogida la sustitución de los tickets por las monedas.

En esta edición participaban todos los restaurantes de la localidad, es decir, siete, más uno invitado, de Tolva, que elaboraban 24 tapas diferentes, a razón de tres por restaurante. Había una barra central, donde se dispensaban las bebidas, y otra dedicada al vino, servido, este año, por bodegas Ball d’Isabena de Laguarres.

En total se consumían 4.000 tapas, desde las 20.30 horas hasta pasadas las 23 horas.

Mientras, en la zona de la coqueta, se cocía, en el caldero, la coqueta gigante, este año de 15 kilos, en las brasas, coquetas pequeñas y las mondongueras se afanaban por mostrar, a los curiosos, esta tradicional faena.

Un año más, se realizaba un taller infantil en el que, alrededor de una docena de niños podían experimentar y realizar sus propias coquetas.

En torno a las 22.30 horas, se sacaba del caldero la coqueta gigante “de fusión” de 15 kilos y bicolor, blanca y negra.

De coqueta se consumían 2.700 raciones, de ellas, 2.400 de coquetas pequeñas, hechas a la brasa, y el resto de la coqueta gigante.

Comentarios