Más de 9 millones de euros en tres años para parados de larga duración

El Departamento de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón –a través del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM)– destinará un total de 9.323.000 euros, durante los años 2016, 2017 y 2018 para impulsar un Programa para la atención, orientación profesional e inserción laboral de desempleados de larga duración. Para ello, el INAEM suscribirá un acuerdo de colaboración con CEOE, CEPYME, UGT y Comisiones Obreras.

El objetivo de este programa es atender, orientar profesionalmente y favorecer la inserción laboral de un total de 5.760 personas consideradas parados de larga duración, en la provincia son 748.

A través de esta iniciativa, el INAEM pretende personalizar su atención a través de un análisis riguroso y completo de las circunstancias que afectan a su empleabilidad.

El programa comprende actuaciones relacionadas con: Orientación profesional, formación para el empleo y prospección de empresas y captación y gestión de ofertas; e inserción en el mercado laboral: que determina un objetivo de inserción de, al menos, el 25% de las personas que se atiendan.

Se considera que una persona adquiere la condición de “parado de larga duración” desde el momento en el que permanece inscrito como desempleado al menos 360 días durante los 540 días anteriores a la fecha de su situación.

Por otra parte, el desempleo de larga duración provoca impactos muy negativos sobre los individuos que lo sufren. A corto plazo, tanto la salud como el bienestar individual se ven afectados. Pero, además, se producen efectos negativos a largo plazo, como la dificultad creciente de encontrar oportunidades adecuadas de empleo por la depreciación de su capacitación profesional. Esta depreciación del capital humano afecta negativamente al desarrollo profesional de aquellos que lo sufren, así como a sus salarios a lo largo de su ciclo de vida.

Para muchos individuos, especialmente para los de mayor edad, el desempleo de larga duración, además, puede llevar a la exclusión social por la pobreza material a la que se ven expuestos al no encontrar opciones dentro del mercado laboral. Al objeto de evitar esta situación, el Gobierno de Aragón debe establecer como prioritarias políticas encaminadas a la recolocación de una parte importante de este colectivo.

En consecuencia, se plantea como necesidad la puesta en marcha de un programa para desempleados de larga duración con el objetivo de reducir del tiempo de permanencia en el desempleo de este colectivo. El tratamiento individualizado que se les daré pretende mejorar su empleabilidad.

El presupuesto con el que se dota el programa se distribuirá a lo largo de los tres años de duración de la iniciativa de la siguiente forma: 2.986.265 euros en 2016.

Comentarios