La tala en el abetal de Laspuña permitirá un importante saneamiento del bosque

La tala que se está llevando a cabo en el abetal de Laspuña, en la Comarca de Sobrarbe, es selectiva, no extractiva, cuyo fin es sanear el bosque, fuertemente afectado por una plaga de muérdago, según el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón en Huesca. En consecuencia, los árboles cortados, de una edad media de entre 40 y 50 años, son ejemplares elegidos por la notable presencia del parásito en sus ramas.

El director provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad en Huesca, Jesús Lobera, visitaba el abetal con el fin de comprobar el estado del mismo y la forma en la que se está desarrollando el trabajo, que ha calificado de “ejemplar”.

El departamento de Desarrollo Rural, que autorizó la tala a petición del Ayuntamiento de la localidad, indicó en su momento algunas de las cautelas a tener, como no hacer trochas nuevas y aprovechar las ya existentes, seleccionar abetos muy afectados por muérdago y, en consecuencia, con una esperanza de vida limitada, y realizar cortes de árboles separados entre sí por una distancia considerable, entre otras.

Los servicios técnicos del departamento señalan que la extracción selectiva no solo limitará la capacidad de expansión de la plaga, sino que permitirá el desarrollo de los ejemplares jóvenes que crecían bajo los abetos retirados, unos 2600 de una masa formada por decenas de miles.

El hecho de que los cortes se realicen con varios metros de distancia entre sí permite, por otra parte, que prácticamente no haya efecto visual alguno, salvo la desaparición del muérdago, muy apreciable, y que el aspecto del bosque y la distribución de las plantas se mantengan como antes de la tala.

El muérdago es un hemiparásito que se aprovecha de la savia de algunas especies forestales y, además, tiene función fotosintética, por lo que también compite con los árboles por la energía solar que reciben. Con el tiempo los debilitan hasta el punto de hacerlos altamente vulnerables a otras enfermedades o incluso matarlos.