El Ayuntamiento de Barbastro ignora la nueva oferta de la empresa para organizar la corrida de toros

La última propuesta presentada por Francoy-Lozano Toros y Toreros, S.L. en la que renunciaba a la subvención y solicitaba la adjudicación directa del festejo no ha sido estudiada por el Ayuntamiento de la ciudad del Vero y por tanto no habrá corrida de toros el día 8 de septiembre, con motivo de las fiestas en honor de la Natividad de Nuestra Señora.

La mesa de contratación municipal acordaba declarar desierto el procedimiento de contratación de la corrida de toros debido a que la única oferta presentada no cumplía los requisitos establecidos en materia de contratación pública.

Jorge Lozano, portavoz de la empresa, ha explicado que, transcurrido el plazo de tiempo que habían marcado no han recibido ninguna respuesta del Ayuntamiento, y por tanto, no organizarán la corrida de toros. Lozano ha recordado que “el Ayuntamiento les podría haber comunicado la decisión en julio, y no a falta de escasos días para el arranque de las fiestas”.

El Ayuntamiento de Barbastro clarificaba que renunciar a la subvención municipal no implica que el consistorio pueda adjudicar de forma directa la corrida de toros, puesto que “la legislación lo impide”.

Los grupos de la oposición PP, PAR y Ciudadanos se mostraban sorprendidos y acusaban de improvisación al equipo de Gobierno. Cambiar Barbastro indicaba que “la documentación incompleta obligaba a declarar desierto el procedimiento”.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Barbastro manifestaba que su voluntad era celebrar un festejo taurino en las Fiestas en honor de la Natividad de Nuestra Señora, para lo que inició el procedimiento de contratación en el tiempo y forma establecidos por la legalidad vigente, incluyéndolo en el programa. Finalmente el órgano de contratación ha declarado desierto el procedimiento.

Según el comunicado, "la adjudicación a la única empresa que había concurrido a dicho procedimiento no era posible ya que su oferta no reúne los requisitos que establece la legalidad vigente en materia de contratación pública".

Jorge Lozano aseguraba que en la segunda oferta presentada seguían manteniendo el cartel y la ganadería. Imanol Sánchez, Alberto Álvarez e Iván Fandiño serían los diestros y la ganadería de Arcadio Albarrán. Para Lozano el único objetivo era que “Barbastro tenga festejo taurino”.

Jorge Lozano explicaba que en el mes de julio cuando la mesa de contratación abrió la propuesta de su empresa ya eran conscientes de que les faltaba un documento que acreditara la organización de diez corridas, entre plazas de primera y segunda. En aquel momento no se le dio mayor importancia a este tema y desde contratación se les indicó que preferían a Iván Fandillo en lugar de Lea Vicens, y que apostaban por la ganadería de Arcadio Albarrán.

Lozano señalaba que los toros estaban comprados y que desde la empresa hubieran preferido conocer la decisión de dejar desierto el concurso directamente a través del Ayuntamiento y no de los medios informativos.

LOS AMIGOS DE LA PLAZA DE TOROS DE BARBASTRO, MOLESTOS

Los miembros de la Asociación de Amigos de la Plaza de Toros de Barbastro afrontan desilusionados las fiestas en honor de la Natividad de Nuestra Señora. Lamentan que Barbastro tiene la tradición desde antaño de una corrida cada 8 de septiembre, el único festejo taurino a lo largo de todo el año, y sin embargo “ocurren estas cosas”, decía Florentino Fuertes, presidente de los Amigos de la Plaza de Toros, que impiden el disfrute de los aficionados.

En su lugar, esta Asociación organizará un acto, todavía por definir, que contará probablemente con alguna actividad relacionada con el mundo del toro, una merienda y un acto reivindicativo.

Comentarios