Sastre se queda en el Leganés y el Huesca sin la guinda a la plantilla

Sastre jugador Leganés fútbol

La SD Huesca no ha podido poner la guinda a la plantilla con Lluis Sastre y es que finalmente el club madrileño no ha querido liberar al futbolista para que recalara en el club oscense, como era su deseo. Han sido muchas semanas de espera y al final el último día la operación no se ha podido llevar a cabo, a pesar que parecía que finalmente el regreso del mallorquín al Alcoraz estaba muy cerca.

De esta forma el Huesca activa el plan b que pasa por un jugador en paro por lo que se podrá confirmar su llegada en las próximas horas, puesto que el mercado de fichajes permite estas incorporaciones al tratarse de un futbolista sin contrato con ningún equipo.

Finalmente la plantilla queda con 22 jugadores, a expensas del mediocentro que queda por ficharse. De ellos, 13 son nuevos y se mantienen del año pasado 9 que son Carlos David, Iñigo López, Camacho, Nagore, Alexander González, Jesús Valentín, Samu Sáiz, Bambock y Aguilera.

Las caras nuevas de este año son los porteros Javi Jiménez (lesionado gravemente), Sergio Herrera y Queco Piña. Los defensas Jair, Akapo, César Soriano y Rajdko Brezancic. Los centrocampistas Ferreiro, Melero y Vadillo y los delanteros Borja Lázaro, Urko Vera y Cmiljanic.

Finalmente se han producido 6 bajas con una cesión, de Alex García al At. Madrid, y una salida de Morillas que no estaba prevista al UCAM Murcia. Además se han ido jugadores importantes como Fran Mérida, traspasado a Osasuna, y José Gaspar, que fue otro de los hombres del ascenso, al Hércules. Junto a ellos Zaparaín y Pablo González que estuvo muy poquito tiempo en el equipo y que ya la campaña anterior jugó cedido en el Toledo.

El director deportivo Lalo Arántegui hablaba de una plantilla compensada y con una circunstancia y es que no hay ningún cedido. Se espera que el valor del equipo se pueda revalorizar durante la temporada y es que es una filosofía que puede repercutir luego en lo económico en la entidad.

No se quiere marcar más objetivos que el día a día y ver hasta donde se puede llegar. De momento las sensaciones son buenas y ahora hay que retificarlo con resultados y evitar los sufrimientos del año pasado donde hubo que esperar al final para asegurar la permanencia.

Comentarios