Los vecinos de Pirineos nº 10 ya han vuelto a la normalidad y se investigan las causas del incendio

incendio avenida pirineos suceso vecinos

El incendio que se declaraba en la madrugada del miércoles al jueves, en Avenida Pirineos 10, se está investigando, y por ahora se desconocen las causas. Se originó en la planta 10, y se vio afectada una persona que fue rescatada de la vivienda incendiada, y atendida por inhalación de humo, al igual que los otros tres ocupantes de la casa, que habían salido por sus propios medios, y un bombero, aunque ninguno estaba grave. Los vecinos de los pisos inferiores fueron desalojados sin problemas, pero los de los superiores no pudieron salir por el exceso de humo, y estuvieron en las ventanas, para poder respirar bien. En todo momento tuvieron contacto con los bomberos, y si hubiera sido necesario, habrían sido rescatados. Momentos de nerviosismo por la situación, aunque afortunadamente con final feliz.

Sobre las 7 de la mañana pudieron volver a sus casas, tras haber extinguido el fuego, y ventilado los bomberos la escalera, excepto los de la planta afectada, que se quedó precintada para su revisión. El vecino herido estaba en uno de los dormitorios de la vivienda, cuyas ventanas dan a la Plaza Lérida. Le pusieron los bomberos una capucha de rescate, y presentaba síntomas de haber inhalado humo, aunque no revestía gravedad. Todos los bomberos que participaron también se han sometido a revisiones, pero no tienen ningún problema por el humo.

Participaron en el operativo Bomberos del Parque de Huesca, 2 vehículos autobomba urbana, 1 vehículo autoescala y 1 vehículo de mando y 9 bomberos en la intervención, Policía Nacional y Local, servicio médico del 061, y Protección Civil. Había vecinos que ya habían abandonado sus casas antes de la llegada de los servicios de emergencia, pero otros fueron avisados y coordinados por estos cuerpos de seguridad, y no hubo ningún problema.

Recuerdan desde los bomberos que en caso de incendio, si es en una vivienda superior a la nuestra, se puede desalojar por las escaleras, y nunca utilizar el ascensor. Si es en una casa inferior a la nuestra, tapar las rendijas de las puertas con toallas húmedas, y llamar a los servicios de emergencia, ya que el principal problema es salir a la escalera, e inhalar humo. Además no hay que pararse nunca a recoger objetos materiales. La vida es lo más importante.