ASAJA muestra su preocupación con la falta de precipitaciones y los bajos precios agrarios

Ángel Samper José Fernando Luna

La organización empresarial agraria ASAJA Huesca ha analizado la situación que está viviendo el mundo del agro. La falta de precipitaciones está provocando situaciones complicadas, principalmente en el secano del campo altoaragonés. Las almendras, los olivos o la viña se están viendo afectados. La falta de pastos obliga a suplementar con pienso la ganadería extensiva, por lo que aumentan los gastos de producción. El regadío está bien, pero hay que añadir riegos, lo que conlleva un mayor gasto energético. Hay garantía de agua para terminar esta campaña de riego, pero si no llueve pronto, se quedarán los embalses vacíos. Y en cuanto a los precios, cada vez más bajos, ASAJA pide una actuación rápida de la Administración Central, que aporte mecanismos de ordenación de mercados.

Hay previsión de muy poco rendimiento en las almendras. Los olivos presentan un fruto muy pequeño y se espera mala cosecha. La viña de riego por goteo está bien, pero en la de secano, la vendimia está teniendo un mal rendimiento. Tampoco se está desarrollando el girasol, y los campos de secano están llenos de malas hierbas. En tiempos de sequía aparece la araña roja en el regadío, por lo que hay que añadir tratamientos fitosanitarios a los costes.

Como no ha llovido, lo único bueno en este verano ha sido la falta de afecciones en los campos por el pedrisco.

Por lo que se refiere a los precios, preocupa mucho la economía de mercado. La campaña del maíz está por llegar y es necesaria mucha producción para cubrir costes.

Otra preocupación en cuanto a las infraestructuras hidráulicas es lo que ocurra con el nuevo gobierno en España y si se prorrogan o no los Presupuestos Generales del Estado, lo que impediría sacar adelante obras pendientes como Biscarrués o Almudévar.

Para el segundo pilar de la PAC, correspondiente al desarrollo rural, ASAJA pide planificación, simplificación de la normativa, mejorar la forma de pago o información. Recuerdan que, para Aragón, para todo el periodo tendría que haber 350 millones de euros, y sólo hay consignados 175 millones.