Los grausinos cumplen con la tradición en el arranque pre festivo

pregón graus

La plaza Mayor de Graus, que registró un lleno total, volvió a ser, el sábado, la anfitriona perfecta del acto de presentación de repatanes y repatanas y de lectura del pregón a cargo de Aurora Bruballa, un pregón en el que repasó, cronológicamente, 50 años en la casa de la villa. Se entregaron los premios del concurso del cartel de fiestas y portada del llibré y el broche lo puso El Poetian. La noche continuó en el centro deportivo con la verbena.

Aurora Bruballa, daba las gracias a los grausinos por haberla permitido ayudar a sus vecinos o participar en sus vidas y contó, en su pregón, la historia reciente de Graus, desde la década de los 60 y vista por los ojos de una niña de 15 años. Recordó su primer día de trabajo en el Ayuntamiento, sus primeros compañeros, con un equipo joven, y cómo era, en aquellos años, la administración local.

No olvidó citar a los secretarios con los que tuvo oportunidad de trabajar antes de iniciar un viaje de 50 años, con el primer desarrollo de Graus en la década de los 60-70 donde, las fiestas de Graus fueron declarada de Interés Turístico Nacional cuando, recordaba Aurora, no estaban los grausinos tan involucrados los grausinos con los festejos como hoy en día.

Las primeras elecciones democráticas, la reedición de la Mojiganga en 1981, o todas las actuaciones que se desarrollaron entre la década de los 80 y los 90, que supusieron también la ampliación de la administración, el nacimiento del gobierno autonómico, el pantano de Comunet, los pactos de la legislatura 91-95, o los años de mayor inversión pública, del 95 al 2007, con la remodelación de la plaza, de la casa Heredia o de la casa consistorial, fueron algunos de los hechos que no faltaron en el pregón.

No olvidó citar a los alcaldes con los que trabajó, durante su estancia en la casa consistorial, y recordar a los concejales, jueces de paz o sus compañeros de trabajo para acabar hablando del factor humano, como el mayor capital de Graus e invitar a los jóvenes a participar de la vida pública.

Antes de la lectura del pregón fueron presentadas, oficialmente, las seis parejas de repatanes, representantes de los distintos barrios de Graus y de la juventud que, también quisieron dirigirse a sus vecinos para felicitarles las fiestas

También se entregaron los premios del concurso de cartel y portada del llibré.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, hacía referencia en su discurso, al XXV aniversario del hermanamiento con Tournefeuille que se celebrará, como suele ser habitual, con la presencia en las fiestas de Graus, de una delegación de la localidad francesa. Citaba cuestiones como el estado del embalse de Barasona que abordará el próximo día 7 en una reunión con el presidente de la CHE y centraba su discurso en las fiestas y la tradición.

Recordaba la celebración del 600 aniversario de la Cofradía y el cercano final, el próximo 13 de septiembre, del Año Jubilar, con palabras tanto para el prior saliente como para quien, este año, se estrena en el cargo y, por supuesto, para la pregonera.

El grupo El Poetian ponía el broche al acto con “Razons del corazón”. La noche continuó en el centro deportivo con la verbena y el vals de los repatanes.