El derbi deja sensaciones agridulces en la SD Huesca

La resaca del derbi deja en la SD Huesca la sensación de que el esfuerzo realizado no tuvo recompensa en La Romareda y que por lo menos el equipo merecía el empate que se escapó al final con el tanto de Casado. Un gol que llegó en el minuto 88’ después de que los azulgrana jugaran con un hombre menos durante todo el segundo tiempo, realizando un gran esfuerzo y peleando hasta el final por conseguir un buen resultado.

La absurda expulsión de Bambock y el error defensivo en la acción del gol del Real Zaragoza fueron determinantes. Además de nuevo no se estuvo acertado en el gol. La clara ocasión de Urko Vera en el inicio y el remate al larguero de Carlos David en el segundo periodo pudieron cambiar el rumbo del encuentro.

También es cierto que la actuación de Sergio Herrera fue estelar y es que el portero se está convirtiendo en una de las revelaciones de este arranque de competición. El Zaragoza apretó, pero es cierto que no fue un dominio con peligro y que el Huesca se defendió bien y solamente el error final acabó con las ilusiones oscenses.

Era el quinto derbi y, de momento, dos victorias zaragocistas y tres empates. Queda la vuelta en el Alcoraz el 5 de febrero donde el conjunto de Anquela intentará sumar una victoria en los enfrentamientos ante el Real Zaragoza en los que ha merecido más de lo que ha conseguido hasta ahora.

Atrás queda el partido y llega la Copa del Rey este jueves, a las 19 horas, en el Alcoraz ante el Girona. Oportunidad para los que menos minutos están teniendo el liga y para ver cómo van jugadores como Iñigo López, que todavía no ha podido debutar, y Vadillo que tuvo su primera aparición al final del derbi y otros futbolistas que necesitan ritmo, como el caso del último fichaje Brezancic, jueguen ante los catalanes.

La plantilla volverá a los entrenamientos este martes en una semana intensa con Copa del Rey el jueves y liga el domingo en el Alcoraz también ante el Córdoba, a las 18 horas.