El Ministerio de Justicia aporta 188.400 euros al Gobierno aragonés para colaborar con el expediente judicial electrónico

El Gobierno de Aragón recibe 188.390 euros del Ministerio de Justicia gracias al convenio firmado este lunes por ambas administraciones para el programa de Reforma de la Administración de la Justicia. El ente autonómico invertirá unos dos millones de euros para implantar el expediente judicial electrónico en Aragón.

El objetivo de la iniciativa es “modernizar y agilizar la justicia”, en palabras del consejero de Presidencia aragonés, Vicente Guillén, quien añade que “esta comunidad autónoma es uno de los territorios que mejor está respondiendo a este reto”. Su implantación comenzó en Barbastro a principios del mes de agosto y este mes se inicia el procedimiento en la sede judicial de la ciudad de Huesca y en el resto de la provincia. Posteriormente se llevará a cabo en las sedes de la provincia de Teruel y culminará el proceso en la Ciudad de Justicia de Zaragoza, previsiblemente antes de terminar este año.

Esta planificación está condicionada a la coordinación con los planes de implantación del Ministerio de Justicia.

La implantación del expediente judicial electrónico supone la culminación de un proceso que comenzó con la obligatoriedad de la presentación de demandas y escritos por parte de los profesionales en formato electrónico, a través del sistema Lexnet, el pasado 1 de Enero; continuó con las sustituciones de los equipos de ordenadores para poder trabajar en Windows 7, a la vez que se realizaron cambios de versión en los sistemas de gestión de procesos y, por último, se activaron las funcionalidades del portafirmas y del visor documental facilitados por el Ministerio de Justicia que convierten el anterior proceso en proceso meramente electrónico.

El resultado es que el propio expediente deja de ser un conjunto de documentos en soporte papel y pasa a ser un conjunto de documentos electrónicos con firma digital, con código de verificación seguro,  información en formato electrónico, accesible para todos los intervinientes y donde el proceso de tramitación adquiere un papel protagonista.

La implantación del Minerva Digital comenzaba con la sede de los Juzgados de Barbastro, que han sido elegidos para liderar el proceso piloto con unos excelentes resultados. La implicación por parte de la Subdirección de Nuevas Tecnologías del Ministerio de Justicia, el Servicio TIC del Gobierno de Aragón, la empresa pública Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST), la empresa Tecnocom, encargada de la formación y del soporte especializado, y la implicación de los funcionarios destinados en los Juzgados de Barbastro, jueces y letrados de la Administración de Justicia han hecho posible la culminación del proceso piloto con un notable éxito.

La Dirección General de Justicia e Interior del Gobierno de Aragón ha adquirido nuevos ordenadores compatibles con los requisitos exigidos para Minerva Digital, para renovar los equipos de todos los juzgados y tribunales de la Comunidad Autónoma, donde la mayoría de ellos contaban con más de ocho años de antigüedad, y que hacía imposible las actualizaciones de versiones del sistema de gestión procesal y el cambio a Windows 7.

Igualmente,  está en proceso de adquisición de ordenadores portátiles para las salas de vistas, donde a través del visor se podrá acceder al expediente electrónico durante la celebración de los juicios  e impresoras con OCR con mayores capacidades que las actuales que permitan agilizar el trabajo de los decanatos y juzgados de guardia.

Además de las innegables mejoras en el sistema de gestión procesal, se acometerán inversiones en las salas de vistas de todas las sedes judiciales en lo que se refiere a los sistemas de grabación de vistas e instalaciones audiovisuales, incluyendo la sustitución y modernización en veintiún Salas que aún tienen el modelo antiguo de grabación de vistas.

El despliegue del expediente electrónico judicial conlleva la elaboración de unos manuales de procedimiento y de instrucciones de funcionamiento, que sirven de soporte a la formación impartida en el uso de las nuevas herramientas. Además, se ha llevado a cabo un proceso de formación in situ de los jueces, letrados de la Administración de Justicia y funcionarios de la Administración de Justicia.

El proceso completo finalizará cuando, además de contar todos los juzgados de Aragón con la versión de Minerva Digital, se unifiquen las bases de datos y de documentos que actualmente están ubicadas en los servidores de cada una de las sedes judiciales, y que permitirá los envíos electrónicos entre sedes, itineraciones y elevaciones, sin que para el acceso al expediente sea necesario la remisión en soporte papel.