Barbastro sin corrida de toros en las fiestas patronales

corrida toros Barbastro

La tradicional corrida de toros no se celebrará este jueves puesto que la mesa de contratación municipal acordaba declarar desierto el procedimiento de contratación de la corrida de toros debido a que la única oferta presentada no cumplía los requisitos establecidos en materia de contratación pública.

La única empresa que concurría a la organización de la corrida de toros Francoy-Lozano Toros y Toreros, S.L., presentaba una nueva propuesta en la que renunciaba a la subvención y solicitaba la adjudicación directa del festejo. El Ayuntamiento de Barbastro clarificaba que renunciar a la subvención municipal no implica que el consistorio pueda adjudicar de forma directa la corrida de toros, puesto que “la legislación lo impide”.

La Asociación Amigos de la Plaza de Toros mostraba, en un comunicado, su malestar por la ausencia de la corrida de toros en las fiestas y solicitaba que para el año que viene se actúe con mayor previsión. La Asociación recordaba que Barbastro tiene la tradición desde antaño de una corrida cada 8 de septiembre, el único festejo taurino a lo largo de todo el año.Los taurinos organizaban el día 4 una concentración en el paseo del Coso de Barbastro en la que reivindicaban la corrida de toros.

Los grupos de la oposición PP, PAR y Ciudadanos se mostraban sorprendidos y acusaban de improvisación al equipo de Gobierno. Cambiar Barbastro indicaba que “la documentación incompleta obligaba a declarar desierto el procedimiento”.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Barbastro manifestaba que su voluntad era celebrar un festejo taurino en las Fiestas en honor de la Natividad de Nuestra Señora, para lo que inició el procedimiento de contratación en el tiempo y forma establecidos por la legalidad vigente, incluyéndolo en el programa. Finalmente el órgano de contratación declaraba desierto el procedimiento.

En la historia de la plaza de toros es la tercera vez que la ciudad del Vero se queda sin corrida de toros el 8 de septiembre, día grande de las fiestas patronales. La primera vez fue en 1949 por falta de recursos económicos, la segunda en 1993 por la declaración de ruina de una parte de la plaza de toros y la tercera será este jueves porque la mesa de contratación declaraba desierto el procedimiento al no cumplir la única propuesta los requisitos establecidos.