El Gobierno de Aragón reclama negociar el reparto del nuevo margen de déficit otorgado por Bruselas

El Gobierno de Aragón va a solicitar formalmente al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera, máximo órgano de coordinación entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas en la materia, para negociar el reparto de los nuevos márgenes de déficit públicos otorgados a finales de julio por el Consejo de la Unión Europea. En la misma reunión se podrían conocer las previsiones de participación de las CC.AA. en los ingresos del Estado para el próximo año y de liquidación del ejercicio de 2015.

Estos parámetros, junto a los ingresos adicionales del nuevo escenario de déficit y el techo de gasto que establecen las propias Autonomías conforme a la regla estatal, permitirían la concreción y la negociación de un proyecto de presupuestos para la Comunidad el próximo año, si bien el escenario de prórroga que se cierne sobre las cuentas estatales complica a su vez la aprobación de nuevas cuentas autonómicas.

En todo caso, la ampliación por parte de Bruselas de los márgenes de déficit del reino de España hasta 2018 abre un nuevo escenario que el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno, quiere clarificar cuanto antes en el CPFF.

En la última reunión de este Consejo el pasado mes de abril ya se ampliaron los objetivos de déficit iniciales para España, que para este año se concretaron en el 3,6% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que a su vez suponía elevar el objetivo de las Comunidades Autónomas del 0,3% del PIB regional inicial al 0,7%.

Esta senda estaba todavía pendiente de ratificación en el Congreso de los Diputados, pero ya ha quedado desfasada con la decisión de la Comisión Europea adoptada el 27 de julio y ratificada ya en agosto, en plenas vacaciones estivales, por el Ecofin, órgano integrado por los ministros de economía de la eurozona.

A la vez que se descartaba multa a España aunque se exigían nuevos ajustes estructurales para contener el déficit excesivo, Europa ampliaba hasta 2018 el plazo para reducir el desfase de las cuentas públicas por debajo del 3% y ampliaba los márgenes: del 3,6% al 4,6% este año, del 2,9% al 3,3% el próximo año y del 2,2% al 2,7% en 2018.

Para Fernando Gimeno urge negociar en el CPFF el reparto de estos nuevos márgenes de déficit entre la Administración del Estado, la Seguridad Social y las Comunidades Autónomas. En la anterior revisión de del pasado abril, la ampliación del objetivo de este año se repartió a partes iguales entre la Administración central y las CC.AA.

Con el incremento de incremento del 0,3% al 0,7% acordado en abril, Aragón amplió su margen de maniobra financiera en 141,7 millones del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de posibles créditos con las facilidades que ofrece el Instituto de Crédito Oficial (ICO), además de los 478 millones previstos inicialmente en todo el año a través de esta vía de financiación autonómica.

Dado que Aragón tiene un PIB regional en torno a 35.000 millones de euros, cada décima adicional de déficit que se gane ahora permitiría a la Comunidad acceder a unos 35 millones de euros más del FLA tanto este año como en los dos siguientes.