Imputados los monitores del accidente mortal de una joven en Añisclo

rescate añisclo menores

El titular del Juzgado de Boltaña ha imputado por un presunto delito de homicidio imprudente a los monitores y al grupo de Scouts Escolta Xaloc como entidad jurídica, tras analizar los informes que se encuentran en su poder.

Hay dos motivos que han llevado al titular del Juzgado de Boltaña a adoptar esta decisión. En primer lugar, carecer de personal cualificado en alta montaña para acompañar al grupo en la excursión. En segundo lugar, carecer de permisos. La instrucción se encuentra en las diligencias previas y los monitores declararán en calidad de investigados.

En el accidente que se producía en la noche del lunes 18 de julio, fallecía una niña de quince años en el Cañón de Añisclo, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, tras precipitarse veinte metros en un barranco mientras realizaba una marcha nocturna.

La menor pertenecía a un grupo de Scouts de Sabadell (Grupo Escolta Xaloc) que se encontraban en la zona para unos días de campamento. La joven realizaba una excursión nocturna junto a otros 23 niños de entre 15 y 16 años acompañada de sus monitores, cuando sufría una caída sobre las 23:00 horas del lunes durante la ascensión a Fuen Blanca, término municipal de Fanlo.

Este accidente provocaba a la menor diversos politraumatismos y una lesión interna, que era la que le producía la muerte. El accidente mortal tenía lugar en las inmediaciones de Fuen Blanca pasadas las 23:00 horas, y no en la zona de la cadena de Punta de las Olas, según las informaciones recogidas por esta redacción.

Los monitores no disponían de cobertura telefónica en el momento del accidente y buscaron un lugar para llamar a los servicios de emergencia, lo que consiguieron a las 2:48 horas. En ese momento, la menor seguía consciente. La comunicación al 112 de una de las monitoras fue: “la chica está consciente y se ha fracturado una pierna”.

El GREIM de Boltaña no podía efectuar el rescate con el helicóptero de Benasque hasta que amaneciera. La Guardia Civil analizó la situación desde el punto de vista logístico. Valoraron la posibilidad de intervenir a pie en plena noche. No obstante, el desplazamiento habría conllevado el mismo tiempo que trasladar un helicóptero con las primeras luces del día.

Sobre las 6:00 horas de la madrugada, cuando llegaron a la zona los especialistas, solo pudieron certificar la muerte de la menor. Su cuerpo era trasladado al depósito de Boltaña.

El grupo de 23 menores era trasladado en helicóptero hasta Plana Canal, y a partir de allí se les trasladaba con coches hasta el Polideportivo de Aínsa, donde recibían apoyo psicológico de los servicios sociales del Gobierno de Aragón, la Comarca de Sobrarbe y Cruz Roja.

El Ayuntamiento de Sabadell decretaba dos días de luto y suspendía todos los actos oficiales, entre ellos la presentación de las fiestas mayores de Sabadell.