Convocado el I Premio Pedro Lafuente para difundir el aragonés

Pedro Lafuente, libro DPH, (Foto: P. Segura)

El Ayuntamiento de Huesca ha creado el I Premio Pedro Lafuente en aragonés. Tiene tres categorías, el “Narrazión Curta”, de narrativa, categoría general abierta a todo el mundo; el “Zagals”, dirigido a niños y niñas de la capital oscense de entre 3 y 12 años; y el “Bota d´Oro”, para hosteleros y comerciantes de la ciudad. Sirve para difundir el aragonés, los trabajos son en esa lengua, y como homenaje y recuerdo a Pedro Lafuente, polifacético autor, comerciante y colaborador en Radio Huesca, que falleció en el año 2.000. Se pueden presentar las obras hasta el 15 de noviembre. Todas las bases están en www.huesca.es

El jurado valorará en las tres categorías la calidad, la originalidad e innovación, y la implicación del proyecto con la ciudad de Huesca. Cada una está dotada con 750 euros. Las obras de narrativa tienen que ser en aragonés e inéditas. Su extensión, de entre 15 y 20 folios. En la de los más pequeños se va a colaborar con los centros educativos de la ciudad. Puede ser individual o colectivo, y en formato papel, digital o audiovisual. Se valorará el uso de las nuevas tecnologías.

Recordando la faceta de comerciante de Pedro Lafuente, con su botería, la tercera categoría premiará al negocio de Huesca capital que haga la mejor campaña de difusión del aragonés. Puede ser en el escaparate, dentro de la tienda o restaurante, una promoción especial…siempre que sea en la lengua del concurso. Quieren con las tres modalidades implicar a toda la ciudad.

Los trabajos deben presentarse en la Oficina de Lengua Aragonesa, que está en el Centro Cultural del Matadero. El jurado estará formado por un representante del Ayuntamiento de Huesca, otro del Instituto de Estudios Altoaragoneses, y un tercero del Consello d´a Fabla Aragonesa.

PEDRO LAFUENTE

Desde la organización se destaca la figura de Pedro Lafuente Pardina. Nació en 1929 en Huesca. Gran conocedor del alma de sus paisanos y de las gentes del Somontano, gracias a su tradicional oficio como botero, comenzó a colaborar en Radio Huesca en 1964, donde a través de más de 750 charlas, popularizó numerosos personajes reales y ficticios, tratados siempre con gran respeto y cariño. Escritor costumbrista, recogió las tradiciones y el modo de hablar de la Hoya de Huesca y el Somontano, en obras como “Cuentos y Romances del Altoaragón” (1971), “El Altoaragón de tejas abajo” (1989), y “Al calor de la cadiera” (1996). En 1994 fundó la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca, de la que fue presidente.