Los grausinos viven con intensidad los actos del día de San Vicente Ferrer

El primero de los días grandes de las fiestas de Graus, el dedicado a San Vicente Ferrer, arrancaba con la diana floreada y la misa de hermanos y la primera de las procesiones que finalizaba en la basílica de la Peña. A las 13 horas, llegaba la primera actuación de los danzantes de espadas y de cintas, de los cabezudos y de los gigantes que se convertían, en los protagonistas en la plaza Mayor de Graus uniendo, una vez más, lo religioso y lo irreverente.

La procesión de San Vicente Ferrer que partía de la iglesia de San Miguel, presidida por el obispo de la diócesis, Ángel Pérez, concluía en la basílica de la Peñas donde se oficiaba la misa y se clausuraba el Año Jubilar. Eran muchos los grausinos que acompañaban a la cofradía, danzantes, repatanes y autoridades durante el recorrido.

En la plaza Mayor, pocos minutos después de las 13 horas, comenzaba la primera actuación de los danzantes en estas fiestas. En primer lugar, como manda la tradición, se bailaba la danza de las espadas formada por tres coreografías la cardelina, el allá arriba y la culebreta que bailan 20 danzantes, en cuatro cuadernas, más los 2 repatanes.

Y, a continuación, el baile de las cintas, bajo la atenta mirada de furtaperas que no dejaba de dar vueltas desde su palo cumpliendo así con el castigo de tener que ver las fiestas sin poder disfrutar de ellas.

Paralelamente, los cabezudos, caretas y caballez ofrecían, en su “rinconé” de la plaza Mayor, su actuación. Este año, llegaban con las urnas de las elecciones 2016, 2017 y 2019, invitado a las las autoridades, incluido el obispo, a ejercer su derecho al voto. También las obras del tanatorio eran protagonistas de su parodia, incluido un cortejo fúnebre, o el concurso de ‘ni ideas’ de la calle Barranco.

La previsión de lluvia obligaba a la organización a realizar cambios en las actuaciones previstas para la tarde. El concierto de la banda de música Sur de la Mancha, se trasladaba a la plaza Mayor y se retrasaba una hora, a las 19 horas, su inicio. También se cambiaba el escenario de la Mojiganga, la plaza Mayor por el cine teatro Salamero y el del concierto de Stompin'Rascals de la plaza Coreche a Interpeñas.