El impacto socioeconómico que tendría el túnel Benasque-Luchon llega a las Cortes

La Asociación pro Túnel Benasque-Luchón presentaba, este martes, en las Cortes, en la comisión de comparecencias y peticiones ciudadanas, el estudio del impacto socioeconómico de este proyecto y solicitaban el apoyo de los diputados de la comisión para que el ejecutivo autonómico convoque la Comisión Mixta entre el Consejo Regional del Midi-Pyrinees y el Gobierno de Aragón.

José Luis Ballarín, presidente de la asociación, denunciaba, ante los diputados que, en el valle de Benasque se vive en situación de aislamiento, con accesos decimonónicos, por eso, reclamaba la unión con la región francesa porque decía Ballarín ‘eso es unirse al futuro’, además, reivindicaba que los estudios realizados avalan que, el túnel, incrementaría el fenómeno turístico y las iniciativas económicas porque considera que atraería el turismo internacional que se queda en el valle de Arán.

Ballarín también defendía la necesidad de “asentar población” en una zona de Aragón que  recordaba “sufre de falta de vertebración del territorio”. En cuanto a las cuestiones técnicas relativas a la construcción de este túnel, aseguraba que, desde Demarcación de Carreteras del GA, les aseguraban que es viable.

El representante de la Asociación, ponía en valor la necesidad de conectar las dos capitales de ambas regiones, Zaragoza y Toulouse. 

En el turno de palabra de los grupos parlamentarios, el diputado del PP Fernando Galve mostraba al inicio de su intervención el “apoyo y comprensión hacia su Asociación y lo que demandan”, y recordaba la labor que realizó la pasada legislatura, en el Congreso de los Diputados, el parlamentario benasqués del PP, Manuel Mora, “por y para desbloquear proyectos de infraestructuras en el valle de Benasque”. También ponía en valor que su partido “llevó la reclamación de este túnel en su programa”, por lo que “celebramos que el territorio retome esta antigua reivindicación que había pasado a segundo plano estos últimos años”.

Por su parte, el parlamentario del PSOE Enrique Pueyo reiteraba que “el impacto socioeconómico que generaría ese proyecto sería un acicate para el desarrollo turístico de ambos valles, pero también para Aragón y Midi-Pyrinees, lo que permitiría  promover una mayor relación comercial entre sus capitales, Zaragoza y Toulouse”. Denunciaba, “las comunicaciones actuales del valle de Benasque son precarias”, lo que genera problemas “cuando se cruzan dos vehículos pesados”.  

Amparo Bella de Podemos recordaba que “vivimos en una tierra difícil” frente a “la amenaza de la despoblación” y “una forma de combatirla es a través de las redes de conexión”. Para su partido, según indicaba, las políticas de infraestructuras de comunicación “se deben enfocar, no solo mediante cuestiones meramente técnicas, sino con el prisma de una perspectiva más plural, que permita un desarrollo territorial equilibrado y sostenible, donde la calidad de vida y medioambiental sea lo fundamental”.

Desde el PAR, Lucía Guillén calificaba como “esencial” este proyecto “para el Alto Aragón, por la vertebración y la mejora de las comunicaciones” que generarían. También ponía en valor que “tengan el apoyo empresarial de ambos valles y que sean los principales impulsores” del mismo.

El diputado del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Jesús Sansó, recordaba que esta Comarca es “la única aragonesa que tiene frontera con Francia pero no un acceso directo” con el país vecino, por lo que lo ha  calificado como “el valle más escondido y más inaccesible”. Además, calificaba como “imprescindible contribuir a su desarrollo, para que no baje su población”, porque, a modo de ejemplo, explicaba que “sus vecinos se encuentran a una hora del hospital más cercano, a través de una carretera infernal”.

Por último, el diputado del Grupo Mixto Gregorio Briz (CHA) aseguraba que la clave de esta petición es “la vertebración del territorio” que generaría su construcción, por lo que cree que es el momento, “no tanto del debate, sino del estudio de la ejecución”. Según aseguraba, el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón “está en esa línea y tiene voluntad”.  Por ello, en su opinión, es necesario “actualizar los estudios hechos” e “intentar entablar conversaciones con Francia para hablar de esto con seriedad”.