La Mojiganga convierte Graus en capital cinematográfica

La Mojiganga

La lluvia obligaba, este martes, al área de festejos a cambiar el escenario habitual en el que se desarrolla la Mojiganga, la plaza Mayor, por el teatro Salamero que colgó el cartel de ‘aforo completo’. Fueron muchos los grausinos que se quedaron a las puertas del cine sin poder disfrutar de las más de dos horas de representación.

La Mojiganga, este año, giraba, alrededor del mundo de cine, convirtiendo el teatro Salamero en el escenario de la gran gala de cine con ‘lo más granado del cine internacional de antes, de ahora y de siempre’. Por la alfombra roja desfiló una corte en la que no faltaron Marilyn, Pedro Almódovar y sus mujeres bordes al borde del río Ésera, los pájaros, cuervos y gaviotas de Hitchcock, Alicia la del País, El Mundo, a la Vanguardia de las Maravillas y su conejo, Harrison Fortuño en busca del arcus perdido, Paco Martínez Soriasis, premio a la mejor interpretación por Torreciudad no es para mí, Cleopatra y Marcos Antonio en La caída del Imperio Mariano, Gandalf, el señor de los panillos, Bollywood, la cobra de Bombay Tanqueray, Lili Marlen, Animal Lecter, tastador de la longaniza, Gris Oscuro Casi Negro, Toni Manero y sus chicas. También formaba parte de la corte Lagüens, corazón partío, El hombre que susurraba a los concejales, y su secretaria.

La banda sonora a la gala la pusieron, llegados directamente de Nueva York, morricone, Porter Mancini y Nino Rota. Los Reyes de la mojiganga, en esta edición, fueron El Padrino, don visto y no visto, y la protagonista de El último cuplé, Sara Montiel, de La Puebla del Mont-iel. La Mojiganga incluso contó, este año, con paparrazi, Lecina. La conductora de la gala fue Rosa María Sardá interpretada por Maria José Girón. El escenario lo presidían los Costa.

No faltaron en la representación las alusiones al momento político que se vive en el país, a la situación del pantano de Barasona, este año, y que fueron algunos de los temas que se abordaban en los textos que los vecinos remitieron a la comisión de la Mojiganga, plasmando sus quejas que, este martes, por la noche, fueron escuchadas por los Reyes.