Aumenta el número de detenciones y de los esclarecimientos de infracciones penales en Monzón

La subdelegada del Gobierno en la provincia, Mª Teresa Lacruz, presidía la habitual Junta de Seguridad Local previa a las Fiestas de San Mateo, que se celebraba en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Monzón. Entre los datos aportados, Lacruz destacaba el aumento en el número de detenciones y de los esclarecimientos de las infracciones penales.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Además de la subdelegada, en la Junta de Seguridad Local participaba el alcalde, Álvaro Burrell, el concejal de Policía, David Martínez, el delegado territorial de la DGA en la provincia, José Luis Abad, y representantes de la Policía Local, Autonómica y Nacional y de la Guardia Civil.

Mª Teresa Lacruz explicaba que el nivel de seguridad ciudadana se mantiene en los parámetros propios de la provincia. El indicador se mantiene en torno a los 24 casos penales por 1.000 habitantes, un poco más bajo que la media provincial y muy inferior al 43 por 1.000 nacional.

Tanto ella como Burrell incidían en la máxima coordinación entre Policía Local y Guardia Civil, no solo en el dispositivo de fiestas, sino en todas las actuaciones y campañas que se lleven a cabo a lo largo del año dirigidas al trabajo preventivo: Plan del Mayor (charlas para reforzar la seguridad de las personas mayores), Plan de Seguridad y Convivencia Escolar (consejos frente al abuso de Internet y el acoso escolar) y Plan sobre Ocio y Drogas (peligros de la tenencia y el consumo).

Burrell señalaba que el plan de seguridad propio de San Mateo será el mismo que en años anteriores. La única novedad es que los menores de edad mayores de 16 años podrán entrar en las carpas festivas, pero debidamente identificados y sin opción de consumir alcohol. Los menores de 16 sólo entrarán si les acompaña un tutor.

Por su parte, José Luis Abad centraba su intervención en el programa de la Consejería de Educación dirigido a que los padres puedan ejercer un mayor control sobre lo que ven sus hijos en Internet. Asimismo, incidía en la labor de la Policía adscrita de controlar la venta de alcohol a menores, ofreciéndose al Ayuntamiento para que junto a la Policía Local, puedan intervenir en aquellos sitios en los que se produce esa venta.