María González Guindín nueva directora de la Fundación Caja Inmaculada

María González Guindín

El patronato de la Fundación Caja Inmaculada aprobó el nombramiento de María González Guindín como directora general de la institución en sustitución de Juan María Pemán Gavín, que cesa en el cargo por voluntad propia.

María González Guindín (Zaragoza, 1969). Es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Zaragoza (especialidad Economía Aplicada), posgraduada en Auditoría y diplomada PDD (Programa de Desarrollo Directivo) por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE).

Se incorporó a Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI) en 1997, tras trabajar cinco años como gestora del Área económica de la empresa HSC Ingeniería, dedicada a la realización de proyectos de ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, y en la firma de Arthur Andersen (hoy, Deloitte), como auditora y consultora de empresas.

Tiene una dilatada y probada experiencia en distintas áreas de la institución. Su actividad profesional en Caja Inmaculada comenzó en la red de oficinas y continuó en el Servicio EuroCAI (1997-2001) y en el Departamento de Comunicación e Imagen (2001-2006), el último año como directora. También fue responsable de Protocolo (2006-2010), dentro del Área de Relaciones Institucionales y Corporativas.

Desde marzo de 2010 ha sido directora de la Obra Social de la institución. Durante esta última etapa, María González ha realizado una excelente y muy reconocida labor y contribuido de manera decisiva a la consolidación de la Fundación Caja Inmaculada. Ahora su trabajo se ve coronado con su acceso a la Dirección General, desde la que continuará al servicio de la entidad y de la sociedad aragonesa.

La Fundación CAI es actualmente una fundación ordinaria que dispone de un patrimonio contable cifrado en 136 millones de euros, un balance muy saneado y un endeudamiento inapreciable. Es accionista minoritario de Ibercaja Banco (con una cuota de propiedad del 4,85% de su capital social). Está regida por un patronato presidido por Rafael Alcázar e integrado por vocales que representan a la entidad fundadora (Acción Social Católica) y a los intereses generales de los aragoneses (Cortes de Aragón), así como por expertos independientes. Ibercaja Banco es actualmente propiedad de cuatro fundaciones creadas como transformación de antiguas cajas de ahorros para gestionar las respectivas Obras Sociales, siendo accionista mayoritario la Fundación bancaria Ibercaja.