La Estación de Canfranc, “un icono perfecto para dar entrada al Camino de Santiago francés”

El Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña acogía la primera reunión de trabajo entre representantes de los gobiernos de las Comunidades Autónomas implicadas en el tramo francés del Camino de Santiago. Quieren crear “un camino común” buscando “coherencia en las actuaciones en beneficio de los propios usuarios, peregrinos y el desarrollo del territorio por el que discurre”. Proponen la creación un órgano interdepartamental para coordinar los trabajos.

LA ESTACIÓN DE CANFRANC: UN ICONO DE ENTRADA

En la reunión se ha propuesto la creación de un icono que sirva de imagen de entrada al camino francés del Camino Santiago. Soro ha explicado que “la estación internacional de Canfranc sería uno de los emblemas de la ruta”.

Han participado representantes de los gobiernos de Galicia, Castilla León, La Rioja, Navarra y Aragón. También representantes del departamento francés de Pirineos Atlánticos así como el alcalde de Jaca y miembros del Observatorio Jacobeo y la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca.

El consejero aragonés Jose Luis Soro explicaba que “se buscan fórmulas para la mejora de la seguridad del peregrino” y también “mejorar las infraestructuras y la señalización, crear una marca, criterios homogéneos y más información detallada”. Para José Luis Soro “el Camino francés supone un elemento importantísimo para la protección del patrimonio cultural y para el turismo”.

Aragón, a través de la Dirección General de Ordenación del Territorio, toma la iniciativa para recuperar la importancia del tramo aragonés que, en las últimas décadas, ha perdido mucha importancia. Se recuerda que de los 40.000 peregrinos que acceden al Camino francés, tan solo 1.000 lo hacen por el Somport.