Graus homenajea a la Ribagorza con los Premios Calibo

Premios calibo Graus

La previsión de lluvia obligaba al área de festejos a cambiar el escenario de los Premios Calibo, de la plaza Mayor a las instalaciones del CDRG donde tenía lugar la entrega de estos galardones, de los premios del deporte y del concurso de carrozas. Los Premios Calibo de la XXIX edición recaían en María Ángeles Sarroca, el GREIM de Benasque y Casa Roque.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

El Homenaje a la Ribagorza comenzaba con la entrega de los premios del concurso de carrozas que recogían Los Ninons (primer premio), Los Pelochos (segundo premio) y Los Gaiteros de Graus (tercer premio). A continuación se entregaban los premios del deporte.

El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de Benasque (GREIM) recibía el Calibo a la Mejor Labor Social. Desde el verano de 1982, este grupo, compuesto por 15 miembros  y perteneciente a la 3ª Compañía de la Guardia Civil de Graus, cumple con las misiones principales de estas unidades especiales del cuerpo de la Guardia Civil. El número total de intervenciones a día de hoy de la unidad es de 2.031 rescates con un total de 3.548 personas rescatadas siendo 165 fallecidas, 1540 heridas y 1843 Ilesas. En 2016, 86 rescates con 7 personas fallecidas, 69 heridas y 58 Ilesas. Recogía el premio, el Capitán de la 3ª Compañía de la Guardia Civil de Graus Marc Cortiella Subirach y Roberto Jiménez Martínez Sargento Jefe Greim Benasque quien decía que les llenaba de orgullo y satisfacción recibir un premio de sus propios vecinos del cual hacía participes a los compañeros de la unidad aérea, médicos de la unidad de montaña y recordaba a los 64 guardia civiles que, desde 1982, han pasado por esta unidad. Añadía que de las casi 4.000 personas rescatadas, pocas son de la Ribagorza por lo que animaba a sus vecinos seguir disfrutando de la montaña con pasión, respeto, cuidado y sentido común.

El Calibo a la Mejor Labor Empresarial era para Casa Roque, proyecto empresarial gestionado durante cinco generaciones (desde 1868) al servicio de los viajeros de la ruta Graus-Benasque inicialmente, y de todos los visitantes y turistas del territorio, Casa Roque ha sido una referencia permanente en la hostelería de la comarca, desde el antiguo “Mesón de Abajo” de las Ventas al moderno Hotel Casa Roque. Era María Jesús Torres Villar quien recogía el premio y recordaba la historia de lo que fue mesón, fonda y ahora hotel. Una fecha 12 de octubre de 1898 marca el inicio de esta finca, por la que han pasado 5 generaciones. Decía que Casa Roque siempre ha sido lugar de encuentro de comarcanos y viajeros y dedicaba el reconocimiento a su padre Roque y a su madre Enriqueta por haber convertido casa Roque en referente en el sector de la hostelería.

Por último, María Ángeles Sarroca, recogía, el Calibo a la Mejor Labor Cultural, grausina de nacimiento, formada en Canto y Piano en el Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona, donde ha desarrollado su carrera profesional, María Ángeles Sarroca Español no ha dejado de velar, a lo largo de su dilatada carrera profesional, por la promoción cultural de la villa que la vio nacer. Su generosidad la llevó a ceder a la Asociación Amigos de la Peña y al Ayuntamiento de Graus un valioso piano de cola, instrumento central de la Gala Lírica Villa de Graus, que dirige desde su comienzo, y de los conciertos de piano que se realizan en el Festival de la Ribagorza, Clásicos en la frontera.

Explicaba al público que, desde pequeña había llevado la música y el canto dentro y recordaba cómo de pequeña acudía al Salamero a ver las revistas y después imitar a la vedettes. No olvidó citar a su primera profesora de canto en Graus, su primera partitura ‘Clavelitos’, con la que debutó a los 9 años en Graus. Su ingreso en el conservatorio como profesora y su defensa del contacto entre cantantes y público de donde nació la Gala Lírica

Era el alcalde el que clausuraba el Homenaje a la Ribagorza con un discurso en el que no faltaron las referencias al momento político que vivimos hoy, crucial y sin precedentes, decía, en el que todo se cuestiona. Apelaba a aunar esfuerzos y al arte de hacer política, y olvidarse de egos y de personalismos y ponía como ejemplo la Ribagorza y sus coaliciones.

Hablaba Lagüens de proyectos cruciales para el territorio como la N260 sin olvidar la situación que se ha vivido en el embalse de Barasona este verano para lo que pedía la implicación de todos los agentes y reivindicar, desde la unidad, el conocer las decisiones con antelación.

El Homenaje a la Ribagorza concluía con el concierto de la Ronda de Boltaña.