La Renclusa, refugio centenario, ejemplo de colaboración entre Aragón y Cataluña

refugio renclusa

Alrededor de 300 personas subían, este sábado, hasta el refugio de La Renclusa, para celebrar el centenario del más emblemático y querido refugio de la cordillera pirenaica. Con el acto conmemorativo, la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), el Centro Excursionista de Cataluña y el Ayuntamiento de Benasque, rendían homenaje a la densa historia de este refugio que tantas historias alberga y que ha dado cobijo a tantos montañeros.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Clubes de montañeros de Aragón, Cataluña y Francia, montañeros, montañeses, asociaciones, entidades, que de una u otra manera, están vinculadas a La Renclusa, vecinos de la Ribagorza o amigos de la familia Lafón, participaban de esta celebración, en la que se degustaba un menú especial, que contaba también con representantes de la FAM, el Centro Excursionista de Cataluña, la Federación Española de Montañismo, el Ayuntamiento de Benasque, DPH y Gobierno de Aragón.

Josep María Salas, ex presidente del CEC, recordaba como en 1951, con motivo del 75 aniversario, se acometió la reparación del refugio y su nueva puesta en servicio. Décadas más tarde llegó la colaboración con la FAM y la constitución del consejo de La Renclusa y, posteriormente, las obras que finalizaron en 2006. Salas, ponía el acento en la colaboración de dos entidades CEC y FAM, de distintas comunidades, movidas por el amor a la montaña.

Luis Masgrau, presidente de la FAM, indicaba que era un día muy importante para todos los montañeros celebrar el centenario de un refugio adaptado, hoy en día, a las necesidades de los montañeros o senderistas siglo XXI siendo con unas 10.000 pernoctas al año, uno de los más visitados. Destacaba también la labor de las familias que han ejercido como guardas y de los vecinos del municipio de Benasque que siempre han apoyado la práctica deportiva del montañismo.

Josep Manuel Puente, presidente del CEC, también destacaba la colaboración entre entidades y recordaba que, el de la Renclusa, es, posiblemente, en la actualidad, el más antiguo, guardado, que queda en pie en el Pirineo.

Antonio Lafón, actual guarda que lleva 46 años viviendo en la montaña, decía, emocionado, que la fiesta de cumpleaños había reunido a amigos de verdad, resultado de haber disfrutado de cada uno de ellos y el reconocimiento, señalaba, para todos los que han colaborado y disfrutado de estos 100 años de La Renclusa.

Modesto Pascau de PRAMES recordaba que la construcción del refugio no estuvo exenta de problemas ni las primeras ni las de reforma.

José Ignacio Abadías, doble implicado en la celebración, como alcalde de Benasque y familiar del guía benasqués José Sayó, indicaba que el refugio es fundamental para los pirineistas, en la zona más relevante del montañismo en el Pirineo.

La diputada provincial, Maribel de Pablo, también destacaba la importancia de cumplir 100 años y recordaba la implicación y colaboración de DPH con estas instalaciones, siendo el ejemplo más reciente, el refugio de Cap de LLauset.

El consejero de vertebración del territorio, José Luis Soro, hablaba de admiración y agradecimiento a todas aquellas personas que han conseguido que un siglo después el refugio siga en pie como símbolo de trabajo bien hecho, de turismo de experiencias y respetuoso con el medio ambiente y símbolo de la colaboración.

La celebración contaba con las palabras de los representantes del las entidades que forman el consejo de la Renclusa, CEC, FAM y Ayuntamiento de Benasque, y representantes de DPH y GA. Por parte del CEC se hacía entrega de un obsequio al consistorio benasqués y había foto de familia.

Todos degustaban un abundante y delicioso menú de celebración del centenario elaborado y servido por la familia Lafón y el equipo que forma la guardería del refugio en invierno y verano.