El PP exige que el Gobierno de Aragón depure responsabilidades por el inicio "caótico" del curso escolar

El Partido Popular considera que los problemas en distintos centros educativos de la Provincia de Huesca durante este inicio de curso escolar ponen de manifiesto que el departamento de Educación ha cometido graves errores de planificación y gestión.

En la capital oscense se basan en ejemplos como el Instituto Ramón y Cajal, donde no pudieron comenzar el curso por la falta de profesores especialistas. La dirección Provincial de Educación abrió un expediente informativo al centro "por no comenzar el curso en condiciones"; desde el PP opinan que la culpa de esa falta de personal era de la propia Administración.

El colegio Pedro J. Rubio en Huesca tiene la ratio de alumnos más alta de su historia, lo que desde el PP se considera como la masificación de este centro educativo. Continúan las deficiencias en el centro Pío XII donde todavía faltaba contratar personal el día 1 de septiembre; un caso similar era el colegio Alcoraz donde en el inicio del curso faltaba un especialista. En el Instituto Ramón y Cajal de Ayerbe faltaba denunciaron la reducción en las horas de atención al alumnado y el cese de un funcionario interino a escasos días para el comienzo del curso.

No obstante, en la provincia hay casos que según el PP demuestran la improvisación del equipo de Gobierno autonómico en el área de Educación. El colegio Asunción Pañart de Aínsa tuvo incidencias en el primer día de clases porque las dos aulas prefabricadas para la ampliación del centro seguían sin el mobiliario necesario. En el centro Domingo Miral de Jaca había ocho alumnos que desconocían si entrarían a formar parte de las clases.

Asimismo, señalan desde el PP que todavía sigue sin ofertarse el módulo de FP básica de Carpintería, que fue un acuerdo en las Cortes aragonesas.