Aragón y Aquitania buscan estrategias conjuntas para la reapertura del Canfranc

Alain Rousset Javier Lambán

Este miércoles en la localidad francesa de Pau los gobiernos regionales de Aragón y Aquitania mantendrán un encuentro con el objetivo de establecer un documento de trabajo conjunto, que sirva como estrategia para reclamar ante el Parlamento Europeo la reapertura de la línea internacional del Canfranc . Hasta el momento ha habido muchas promesas, pero pocas realidades. El primer paso es que los Gobiernos de España y Francia firmen la reapertura, y consignen cantidades presupuestarias para su ejecución.

Los estudios que se han realizado estiman el coste total de su reapertura entre 400 y 600 millones de euros. De momento en los presupuestos de este año del Gobierno español, hay consignados 2 millones de euros, con el compromiso plurianual de llegar a los 100 millones en los próximos años.

En los últimos meses ha aumentado la buena sintonía entre las regiones de Aragón y Aquitania, para la reapertura del Canfranc. Para el presidente de la región de Aquitania-Limousin-Poitiers, Alain Rousset es una de sus prioridades, ya que considera fundamental para la economía de esta amplia región francesa, la reapertura del Canfranc Como muestra Aquitania ha invertido 100 millones de euros en el tramo Oloron Bedous, que se puso en marcha el pasado 26 de junio, Rousset espera y confía que para el 2020 pueda ser una realidad la reapertura

Aragón y Aquitania espera que la unión europea pueda financiar la repertura del Canfranc, con un 40 o 50% de su coste total. Para ello van a pedir a Bruselas un compromiso de financiación cercano a los 300 millones de euros. Javier Lamban Lambán, presidente aragonés, considera que una vez que se ha puesto en marcha en el lado francés el tramo Oloron Bedous, España, Francia y la Unión Europea no tienen escusas para no realizar la reapertura

Bernard Uthurry, vicepresidente de la región francesa de Aquitania, recordaba las grandes dificultades que han tenido para poner en marcha el tramo Oloron Bedous, Ahora se debe convencer a España , Francia y Europa, para que la reapertura sea una realidad.