El Bada Huesca vuelve al Palacio de los Deportes para recibir al Cangas

balonmano entrenamiento Bada Huesca

Tras la derrota en Valladolid, los de Nolasco esperan poder reaccionar en casa, como se hizo ante Benidorm, ya que fuera las cosas no están saliendo bien y se han cosechado dos derrotas abultadas y con muchos errores. El partido se disputa este viernes a las 20.30 horas. Es tiempo todavía de seguir mejorando, pero esa mejora debe llegar acompañada de puntos para no verse en la parte baja de la clasificación. El equipo está con ganas de poder dar una alegría a la afición, ante un duro rival como es el conjunto gallego.

Nolasco señalaba que el equipo tiene que intentar evitar las pájaras que ha tenido, como por ejemplo en Valladolid donde fue por delante durante muchos minutos y acabó perdiendo con claridad después de ir durante muchos minutos por delante.

El técnico cree que hay que ganar ‘sí o sí’ ya que una derrota en casa sería meterse en una dinámica que no sería nada positiva para un equipo que necesita seguir creciendo. Enfrente un Cangas que ha cambiado jugadores, pero sigue siendo un rival complicado y que siempre ha hecho buenos partidos en Huesca, si bien este año le ha costado arrancar y ha perdido también dos partidos y llega una victoria, la que consiguió el pasado fin de semana ante Anaitasuna.

En sus filas destacan Moisés Simes, Rubén y Jesús Soliño, Alen Muratovic, David García o Nicola Potic, entre otros, dirigidos por todo un veterano como Víctor García “Pillo” que es un perfecto conocedor de la ASOBAL.

El Bada Huesca también espera el apoyo de la grada puesto que la afición tiene que jugar un papel fundamental para alcanzar los objetivos es una temporada que se presume complicada y donde cada partido tiene que ser una auténtica final para los oscenses.