La rotonda de Ramón y Cajal estará lista esta semana

Si se cumplen todas las previsiones, esta semana habrán terminado las obras de remodelación de la rotonda del paseo Ramón y Cajal, considerada un punto inseguro y de conflicto permanente. Con los trabajos de las últimas semanas, se pretende que las dificultades para acceder a la rotonda o a las calles que confluyen en ella en algunos momentos del día, se minimicen al máximo.

Han tenido un presupuesto de 46.000 euros, y mientras se han realizado, las afecciones al tráfico han sido mínimas. El viernes ya se procedió a asfaltar toda la zona, en la que se han realizado algunos cambios.

Las obras fueron visitadas la pasada semana por el alcalde de Huesca, Luis Felipe, quien recordaba que la dificultad para la circulación en esta zona de la ciudad no había provocado accidentes graves, pero sí algunos golpes de vehículos por alcance y no pocas quejas vecinales. El paseo Ramón y Cajal va a ser objeto de una importante remodelación en los próximos años, pero mientras, hay que mejorar este punto.

Para mejorar la situación del tráfico se han realizado una serie de actuaciones que modifican esta intersección del paseo Ramón y Cajal con la avenida de los Danzantes y que consistían en ajustar los tiempos semafóricos e implementar algunas modificaciones, como la ampliación a dos carriles para la entrada a la avenida de los Danzantes, con una nueva señalización horizontal para dirigir el tráfico hacia la rotonda o hacia esa avenida, donde se suprime una línea de aparcamientos.

Asimismo, se retranquea el paso de peatones y el carril bici para mejorar la seguridad. Y además, se elimina la salida directa desde la rotonda hacia Ronda Isuela, por su peligrosidad, al invadir el espacio de bicicletas y peatones, e instala una barandilla de protección en la acera entre el paseo Lucas Mallada y la calle Pedro Arnal Cavero para resguardar a los peatones, ya que el estudio reveló que los vehículos acceden a cierta velocidad desde el paseo Ramón y Cajal, por lo que también se pintarán en el suelo señales para que ésta se reduzca.

Comentarios