Las Cortes de Aragón debatirán sobre las restituciones a los municipios afectados por obras hidráulicas

Carmen Martínez

La diputada de CHA y Secretaria General de CHA, Carmen Martinez, ha presentado en Huesca una iniciativa parlamentaria que se debatirá este jueves en relación con las restituciones para los municipios afectados por obras hidráulicas. Considera que es muy importante que las Cortes de Aragón muestren su apoyo al Gobierno de Aragón en sus pretensiones de conseguir que se restituya económica, medioambiental y socialmente a los municipios por la ubicación en sus territorios de obras e instalaciones de aprovechamientos hidroeléctricos y para que este reclame al Gobierno de España para que también dedique a estos municipios los rendimientos procedentes de la explotación de aprovechamientos hidroeléctricos o de las reservas de energía.

El Ministerio de Agricultura de un gobierno en funciones se opone, por lo que desde CHA se pide que se solvente esta cuestión, ya que el Gobierno de Aragón, actualmente con tintes aragonesistas, está a favor de este asunto.

Las restituciones que se proponen, serían muy diferentes dependiendo de los territorios afectados y sus necesidades.

El Gobierno de España considera que no cabe hablar de territorios afectados a los que deba restituirse algo, pues ello implicaría, por un lado, que existe una afección a un territorio, cuando tales terrenos, no territorios, o bien son dominio público hidráulico o bien se han incorporado al dominio, fruto del debido procedimiento de expropiación forzosa y, por otro lado, que la alegada afección es perjudicial y en consecuencia susceptible de compensación, es decir, no se puede considerar que los municipios en que se hayan instalado explotaciones hidroeléctricas se vean afectados”.

Para Martínez, estas afirmaciones del Gobierno de España son muy graves, y dejan no solo a los municipios del Pirineo sino a todos los de la cuenca del Ebro en Aragón, sin el legítimo derecho a recibir restituciones por obras hidroeléctricas, y es que estamos ante un requerimiento ideológico, que niega las afecciones de las obras hidráulicas, el derecho a las restituciones, y que los ingresos vayan a una caja única para que la Confederación Hidrográfica del Ebro decida dónde quiere invertirlas.

Comentarios