“Ahora hay que esperar que la variante de Jaca tenga su reflejo en los próximo presupuestos del Estado”

El alcalde de Jaca ve de forma positiva el anuncio del Ministerio de Fomento de la próxima licitación de la variante de Jaca. Para Juan Manuel Ramón es una obra compleja que aumentará la seguridad en el casco, cambiará la fisonomía urbana y evitará contaminación a sus habitantes. Esperan que en 15 días la licitación ya esté en marcha, lo que no significa que los plazos de ejecución vayan a ser rápidos. “Es una obra compleja que en dos años y medio podría terminarse si se apuesta por ella, pero eso debe reflejarse en los presupuestos Generales del Estado con importantes partidas económicas desde el año que viene”.

Sobre el proyecto, Ramón habla del intento de minimizar el impacto visual en la zona aunque unas obras así tienen una repercusión en el paisaje obvia, explica. Se construirá un doble viaducto por la zona del río. Para minimizar en lo posible el impacto visual, los conductores que utilicen la variante desde Huesca no podrán acceder a la ciudad desde el propio viaducto, sino que habrá salidas antes y después. En la zona más cercana al hospital se hará un falso túnel para evitar el impacto visual y que permita caminar por encima. Las entradas a Jaca serán tres, la de Guasa, una hacia la zona del hospital y la de la Botiguera.

Ramón también destacaba el esfuerzo que, le consta, ha realizado el subsecretario de Estado Mario Garcés, por impulsar las obras en la zona. “En la medida que le ha sido posible ha trabajado en los temas relacionados con Camino Santiago, el ferrocarril y por supuesto también con esta variante.” Recuerda el alcalde también la cuantía económica del Ministerio para la mejora de las cubiertas del Fuerte de Rapitán.

Comentarios