'De mar a mar', un proyecto transfronterizo para potenciar la creación y difusión del circo contemporáneo

El Ayuntamiento de Huesca y la Diputación Provincial son dos de los 14 socios que conforman 'De mar a mar', un proyecto de cooperación transfronteriza que fomenta la creación y la difusión de las artes circenses a ambos lados de los Pirineos.

Se trata de un proyecto financiado por la Comisión Europea dentro del Poctefa (Programa de cooperación transfronteriza España-Francia-Andorra) y cuya primera reunión se ha celebrado en el marco de la XXX edición de la Feria de Teatro y Danza de Huesca.

La internacionalización de los artistas circenses es uno de los objetivos que persigue este proyecto que se centra también en el circo social y los artistas emergentes y que contempla acciones de formación, apadrinamiento o acompañamiento de artistas en la elaboración de sus proyectos y difusión de los mismos. Así lo han explicado en la presentación posterior a la reunión en la que han participado la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Huesca, Yolanda de Miguel, la diputada de Cultura de la Diputación de Huesca, Berta Fernández, la teniente de alcalde de Toulouse, Marthe Marti, Cristina Igoa, de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos y Jean Marc Brocqua, integrante de La Grainerie y responsable del proyecto.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Huesca se ha referido a los objetivos más locales del proyecto entre los que ha destacado “iniciar un trabajo que una la educación no formal y las artes y técnicas circenses alrededor de las iniciativas de educación de calle que ya lleva a cabo el Ayuntamiento a través del área de Juventud y más concretamente materializado como proyecto de circo social y dirigido a jóvenes y niños poniendo el acento en los colectivos más frágiles”.

Por su parte Berta Fernández, diputada de Cultura de la Diputación de Huesca, institución que también participa como socia del proyecto 'De mar a mar', ha destacado que la institución provincial siempre ha defendido que “la colaboración y la cooperación transfronteriza son imprescindibles para la cultura”. Del mismo modo se expresaba la teniente de alcalde de Toulouse, Marthe Marti o Cristina Igoa, de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, que se referían a que “la cooperación no es algo impuesto, pues realmente se consiguen beneficios y trabajando juntos aprendemos los unos de los otros, mejoramos y es mucho más lo que nos une que lo que nos separa”.

Para terminar Jean Marc Brocqua, integrante de La Grainerie, organismo público de Toulouse que lidera el proyecto, ha afirmado que este tipo de proyectos significa “dar vida a la Unión Europea” y ha profundizado en las líneas de actuación en las que se basa 'De mar a mar', que son el acompañamiento de compañías y artistas emergentes “para ayudar a su inserción laboral, su internacionalización, la investigación y la producción de proyectos”. Otra de las patas en las que se apoya el proyecto es la difusión, en la que se centran los esfuerzos de los dos socios aragoneses que son el Ayuntamiento y la Diputación de Huesca, a través de la cual se implican los ayuntamientos de Jaca y Graus y la Comarca del Bajo Cinca. “Hemos conseguido trabajar con una red de una treintena de programadores a través de los 14 socios”, explicaba Brocqua, que continuaba con la formación, otro aspecto en el que se centra 'De mar a mar'. “Tenemos en el espacio transfronterizo dos escuelas de circo que tienen reconocimiento internacional y también la Universidad Jean Jaurès de Toulouse, con la diplomatura de Circo y Danza”.