Aragón cuenta con su primer Plan de Empleo para cuatro años

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, junto con los representantes de los agentes sociales –Fernando Callizo, Aurelio López de Hita, Daniel Alastuey y Julián Buey– ha presentado esta mañana el Plan para la Mejora del Empleo en Aragón para el periodo 2016-2019. Lambán se ha congratulado del pacto alcanzado con los representantes de las empresas y de los trabajadores y de que el poco margen de maniobra que tienen las comunidades autónomas en materia de empleo, en el caso de Aragón se haya podido desarrollar desde el minuto uno del actual Gobierno, dado que fue una de las primeras medidas puestas en marcha. Fruto del diálogo social se alcanzó una declaración institucional que puso a funcionar cuatro mesas sectoriales. El Plan contará con un total de 42 medidas y políticas activas de empleo.

A juicio del presidente aragonés, la presentación de este plan es un “asunto mayor, muy trascendente”, no solo por el gasto público que implica, sino por lo que significa de acuerdo social. Además ha recordado que estas son las políticas que más llegan a la gente, especialmente los que más han sufrido la crisis y ahora, colectivos más vulnerables como mujeres, mayores de 55 años, jóvenes y parados sin cualificación.

Lambán se mostraba “feliz” por la presentación de este Plan de Empleo para cuatro años y ha realizado un reconocimiento a los agentes sociales que lo han impulsado porque “legitiman y dan fuerza a este plan”. Lambán ha deseado que surta los mayores efectos positivos dado que reconoce que aún hay gran número de parados, pese a que Aragón está cinco puntos por debajo de la media nacional.

Los agentes sociales que han impulsado este Plan de Empleo han destacado el diálogo social que se produjo desde el primer momento, lo que ha llevado a un intenso trabajo en diferentes mesas. Daniel Alastuey, de UGT, ha destacado la necesidad de abordar la baja cualificación de muchos colectivos de parados a la hora de acceder al mercado de trabajo, lo que para el presidente de la CREA, Fernando Callizo es vital para la competitividad de las empresas, ya que sin equipos formados y cualificados no se puede avanzar y ha recordado las dificultades que actualmente existen para cubrir determinadas ofertas de empleos, tanto en el ámbito de las Tics, como en oficios antiguos, por lo que ha defendido la formación como principal herramienta.

También desde CCOO, Julián Buey incidía en la modernización que imprime este plan en la prospección de empleo, lo que será más útil, tanto para trabajadores como para empresas, mientras Aureliano López de Hita, de Cepyme, se ha mostrado convencido de los beneficios de este plan para el surgimiento de microempresas que asienten población en pequeños núcleos del medio rural y contribuyan a combatir el desequilibrio territorial, ya que ha recordado que la crisis se llevó por delante al 23% de las pymes.

El Plan para la Mejora del Empleo en Aragón 2016-2019, que está dotado con un presupuesto que asciende a 317.689.600 euros, es fruto del acuerdo entre el Departamento de Economía, Industria y Empleo y los agentes sociales de la Comunidad Autónoma. Tras la firma en septiembre del pasado año de una declaración institucional sobre el diálogo social, se establece que la creación de empleo debe ser la prioridad absoluta y para ello se considera fundamental fortalecer el papel del Instituto Aragonés de Empleo como potenciador de las políticas activas de empleo y de activación, con especial atención a jóvenes, mujeres, personas con discapacidad, mayores de 45 años, parados de larga duración y otros colectivos con necesidad de inclusión.

Después de una intensa negociación en la que han participado todos los agentes económicos y sociales de la Comunidad, el Gobierno ha suscrito con ellos este Plan para la Mejora del Empleo en Aragón 2016-2019, que apuesta por políticas de igualdad de oportunidades para transformar la realidad y corregir las injusticias procurando los necesarios y urgentes equilibrios entre la diversidad y la cohesión social. Sólo cuando se reconoce el derecho al trabajo de todas las personas, a través de sistemas laborales seguros y estables, se logra el adecuado desarrollo socioeconómico de un país y, por supuesto, la inserción de las franjas más pobres de la sociedad.

El empleo, además del valor económico, tiene sobre todo un valor social, puesto que representa la mejor protección contra la exclusión. Por ello, el Plan considera necesario incrementar los niveles de actividad económica para generar empleo, así como aplicar políticas orientadas a un desarrollo de los recursos humanos y empresariales, acordes a las necesidades del mercado de trabajo y del nuevo modelo productivo que nuestra economía requiere.

El Plan se plantea como una herramienta flexible que permita avanzar hacia la mejora continua y que, además, cuenta con un importante compromiso económico del Gobierno de Aragón. En él se ha plasmado la apuesta decidida por la intermediación laboral y el diseño de potentes políticas activas de empleo.

En este sentido, el objetivo para este periodo es fortalecer el papel del INAEM como referente de la intermediación laboral en Aragón, profundizando en el conocimiento permanente de las necesidades de la empresa y de la empleabilidad de los trabajadores para desarrollar servicios eficaces de intermediación.

Por lo que respecta a las políticas activas de empleo, el Plan establece que deben pivotar sobre los siguientes pilares fundamentales: lograr la colocación de nuestros trabajadores, empleados y desempleados y diseñar potentes políticas activas de empleo que contribuyan a aumentar las tasas de empleo; incrementar la competitividad de las empresas aragonesas; favorecer la estabilidad y la calidad del empleo; y reforzar la cohesión e inclusión socio-laboral.

El Plan debe fundamentarse en unos principios inspiradores que se corresponden con las demandas que la sociedad manifiesta sobre las políticas de empleo. Por eso cada una de las actuaciones que se lleven a cabo en aplicación del Plan deberán sustentarse en:

• Fomentar la escucha activa de las necesidades, presentes y futuras, del mercado de trabajo.

• Enfocar las actuaciones, programas o servicios que puedan plantearse de manera que se cubran las necesidades de las empresas y de los trabajadores, empleados y desempleados.

• Llevar a cabo un análisis permanente para conocer en todo momento el impacto, fundamentalmente en términos de mejora de la empleabilidad, inserción y competitividad, de los servicios y programas de empleo impulsados. De esta manera será posible reorientar las aquellas medidas que no hayan proporcionado el resultado esperado.

• En toda prestación de servicios o programas que se diseñe en relación con el empleo, se deben incorporar las tecnologías de la información y la comunicación para hacerlos más innovadores, ágiles, rápidos y próximos al territorio.

• Los servicios y programas de empleo deben estar disponibles de forma continua, de manera que todos los trabajadores, empleados y desempleados, y empresas tengan acceso a programas y servicios especializados, integrados y segmentados según sus necesidades individuales.

• Estos programas y servicios de empleo puestos a disposición deben plantearse como un todo interrelacionado entre sí y no como una suma de partes, al mismo tiempo que se debe garantizar también el acompañamiento y seguimiento de los mismos, para que se complete todo el ciclo vital de sus receptores.

• Todos los programas y servicios que se implementen tratarán de proteger, en mayor medida, a aquellos colectivos que presentan mayores dificultades para aproximarse al mercado laboral.

• Todos los servicios y programas que se pongan en marcha como consecuencia de este Plan, tomarán en consideración su impacto en términos de género.

• Todos los servicios y programas se dirigirán prioritariamente a aquellos sectores estratégicos para la Comunidad Autónoma de Aragón y que permitan reorientar el modelo productivo como el sector de la logística, el sector TIC, la industria agroalimentaria o la industria cultural, que serán punta de lanza en el desarrollo económico del territorio, así como a aquellos sectores con mejores perspectivas de generación de empleo.

• Se reforzará el papel del Instituto Aragonés de Empleo como organismo responsable de las políticas activas de empleo y la intermediación laboral.

Medidas concretas

1. SISTEMA DE DETECCIÓN DE NECESIDADES

Medida 1 Sistema de Detección de Necesidades

2. INTERMEDIACIÓN LABORAL

Medida 2 Plan de mejora de la intermediación laboral

Medida 3 Plan de mejora de la gestión de demandas de empleo

Medida 4 Plan de gestión de ofertas de empleo

Medida 5 Plan de prospección de empresas

3. POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO

3.1. Información, orientación e inserción profesional

Medida 6 Información y orientación profesional para el empleo y el autoempleo Medida 7 Atención multicanal al usuario

Medida 8 Orientación profesional online para el empleo y el autoempleo

Medida 9 Diagnóstico individualizado y elaboración de perfil profesional

Medida 10 Diseño del itinerario personalizado de empleo

Medida 11 Seguimiento de todo el ciclo vital del demandante de empleo

Medida 12 Apoyo a la gestión de la movilidad laboral

Medida 13 Mejora de la empleabilidad y la inserción para colectivos con especials dificultades de inserción

Medida 14 Mejora de la empleabilidad y la inserción para personas trabrajadoras desempleadas de larga duración

Medida 15 Mejora de la empleabilidad y la inserción laboral de otros colectivos con especiales dificultades

Medida 16 Atención temprana frente al desempleo

3.2. Formación profesional para el empleo

Medida 17 Formación dirigida prioritariamente a trabajadores desempleoados

Medida 18 Formación dirigida prioritariamente a trabajadores ocupados

Medida 19 Formación en habilidades y competencias transversales

Medida 20 Formación en tecnologías de la información y la comunicación

Medida 21 Formación en competencias lingüísticas

Medida 22 Formación en alternancia con el empleo, programa escuelas taller y talleres de empleo

Medida 23 Formación en alternancia con al el empleo, la formación dual

Medida 24 Prácticas no laborales en empresas

Medida 25 Programas de cualificación y reconocimiento profesional

Medida 26 Programa de innovación para la inclusión social

Medida 27 Formación para jóvenes universitarios

Medida 28 Acuerdos con empresas para la formación con compromiso de contratación

Medida 29 Formación para el apoyo a la a la innovación y la tecnología en la empresa

Medida 30 Proyectos innovadores de formación

3.3. Fomento del empleo

3.3.1. El trabajo autónomo y el emprendimiento

Medida 31 Promoción del empleo autónomo

Medida 32 Asesoramiento a emprendedores para la consolidación y mantenimiento del empleo

Medida 33 Microempresas-iniciativas locales de empleo

3.3.2. LA ECONOMÍA SOCIAL

Medida 34 Apoyo a las personas con discapacidad en el empleo protegido

Medida 35 Apoyo a la actividad profesional en los centros especiales de empleo

Medida 36 Creación y consolidación del empleo y mejora de la competitividad en cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales

Medida 37 Programa de inserción para personas en situación de riesto o exclusión social

Medida 38 Otras medidas de apoyo a la economía social

3.3.3. El fomento del empleo de calidad para los más desprotegidos

Medida 39 Estímulo del mercado de trabajo y fomento del empleo estable y de calidad

Medida 40 Fomento de la contratación de las personas jóvenes

Medida 41 Fomento de la contratación de parados de larga duración

Medida 42 Fomento de la contratación de las personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo

Comentarios