La 8ª Caravana Universitaria por el Clima llega a la Ribagorza

La caravana, que incorpora a más de 80 voluntarios universitarios de diferentes carreras, que acompañados por el personal de la Oficina Verde, tratan de sensibilizar y formar a niños y mayores sobre consejos para el ahorro de energía y agua, el uso de la movilidad sostenible y la protección del medio ambiente, llega a la Ribagorza, concretamente, a las localidades de Graus y Benabarre.

Este año el lema es “Un sólo planeta, nuestra responsabilidad” y pretende llevar a todos los ciudadanos e instituciones la repercusión que tienen sus actos sobre el planeta. El objetivo es seguir aumentando la participación, llegando aún a más municipios de Aragón. Se espera llegar en estas 8 ediciones a 85.000 ciudadanos de forma directa y a más de 270.000 de forma indirecta.

En Graus, a las 10.30 está prevista la recepción a los voluntarios y la firma de un manifiesto por el clima. En la placeta Barcelona se instalará una cocina solar y también habrá distintas actividades tanto en el colegio como en el instituto.

En el caso de Benabarre, a las 11 horas, se leerá un manifiesto en el Ayuntamiento.

La caravana, se inauguraba oficialmente el pasado viernes 30 de septiembre en la Escuela Politécnica Superior de Huesca con la participación de la Diputación de Huesca y posteriormente en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo de la Universidad de Zaragoza. El miércoles pasará los límites aragoneses para detenerse en Lérida, el jueves, en Cuarte de Huerva y María de Huerva) y, por último, Zaragoza, donde clausurará su recorrido el viernes 7 de octubre a las 13 horas en el edificio Paraninfo.

La caravana cuenta este año con más de 80 voluntarios universitarios de la Universidad de Zaragoza y 7 coordinadores. Todos los voluntarios están formados en materia de sensibilización ambiental y son acompañados por algún miembro de la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza. Al igual que en las ediciones anteriores, los integrantes de la caravana son recibidos en el Ayuntamiento de cada localidad, donde entregan un polo como el que llevan todos los voluntarios con el fin de animarle a través de la lectura de un manifiesto a la rúbrica del compromiso de la alcaldía con la defensa del medio ambiente.

En cada localidad, los componentes de la Caravana Universitaria por el Clima se dividen en seis grupos operativos para llevar sus mensajes e información al mayor número de ciudadanos posibles, acudiendo a colegios de educación infantil y primaria, institutos de educación secundaria, centros universitarios, centros de la tercera edad, de atención a discapacitados y asociaciones de amas de casa.

En todos los centros, los voluntarios realizan presentaciones con información y contenidos relevantes, curiosidades y buenas prácticas sobre diferentes temáticas ambientales, como el ciclo del agua, el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano, la gestión de los residuos, la conducción eficiente o la minimización de emisiones de CO2, consejos sencillos para mejorar el medio ambiente y, al mismo tiempo, reducir las facturas del agua, la luz y la calefacción.

Además, en un punto céntrico de cada una de las localidades visitadas se instalará una carpa a modo de “punto verde” para transmitir estos buenos consejos y prácticas a los ciudadanos que se acerquen. En concreto, la carpa ofrecerá información sobre residuos, consumo de agua, movilidad sostenible, energía y demostración de cocina solar y entregando a los visitantes obsequios medioambientales.

A día de hoy se necesitaría el equivalente a 1,5 planetas Tierra para utilizar los recursos, bienes y servicios ecológicos que usamos cada año, por ello desde este proyecto se quiere trasladar que: “Sólo tenemos un planeta y es nuestra responsabilidad utilizarlo adecuadamente”.

Comentarios