Llamamiento para conseguir el video que inculpa a las supuestas autoras de una paliza a una chica de 15 años

Las redes sociales del entorno de Jaca están haciendo un llamamiento para conseguir el video que, al parecer, quedó grabado de una brutal paliza a una chica de 15 años de Jaca. Ocurría la última semana de septiembre y requería la intervención sanitaria a la chica agredida por “golpes y contusiones no graves”. Han surgido muchas voces denunciando este hecho y acusando a cuatro chicas por la agresión, la omisión de socorro y la grabación del video que ahora intentan conseguir para aportar pruebas en la denuncia a la Fiscalía de Menores. En su momento se procedió a la detención de las agresoras y la Fiscalía ha decretado orden de alejamiento.

Los hechos ocurrían en plena calle, entre las pistas de hielo nueva y vieja de Jaca. La Policía Nacional confirma que la víctima fue atendida en el hospital como parte del protocolo de revisión y curación de lesiones, las cuales “no revestían gravedad”.

La familia ha denunciado los hechos a la Policía Nacional en Jaca y ésta elaboró un atestado para la Fiscalía, que ha abierto diligencias. Todavía es pronto para saber si este caso acabará en el juzgado, pero antes de ello se llamará a declarar tanto a la víctima como a las acusadas y a los posibles testigos. Por el momento sí se ha decretado una orden de alejamiento como medida cautelar. “La protección de la víctima cuando hay credibilidad en la denuncia es prioritaria”, explica Felipe Zazurca, Fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Huesca.

Zazurca también explica que éste no es un caso aislado, pero que no se puede calificar de frecuentes los casos de bulling que llegan a la Fiscalía. También habla de la necesidad de buscar un modo de influir en los agresores con respuestas “serias” que les hagan entender la gravedad de sus hechos. La Ley del menor contempla medidas que van desde el internamiento en un centro hasta la amonestación, pero cada caso, explica Zazurca, se estudia individualmente con un equipo técnico formado por educador, psicólogo y trabajador social que valora y realiza un informe del menor agresor y siempre con un horizonte reeducador “que ha de complementarse con protección a la víctima”, añade el Fiscal Jefe.

Comentarios