La ciudadela de Jaca expone una muestra del Museo de Serrablo: "El Legado del Viejo Mundo Pirenaico"

“El Legado del Viejo Mundo Pirenaico”. Así se da nombre a la nueva exposición de la Ciudadela de Jaca, una muestra traída del Museo “Ángel Orensanz y artes de Serrablo” con la que se da continuidad al proyecto de intercambio entre los museos del Viejo Aragón. Esta exposición que ofrece información, fotografías y piezas que nos llevan a una época muy distinta a la actual y a la vez cercana en el tiempo, un retorno a la sociedad tradicional de estas montañas.

La Ciudadela de Jaca invita así al Museo de Serrablo a participar de sus instalaciones y de esta forma multiplicar sus visitantes y “abrir boca” para que acudan a Sabiñánigo a ver el museo íntegro, que cuenta con más de 3000 piezas. Hay que tener en cuenta el fuerte atractivo de la Ciudadela, que este verano recibía 27.450 visitantes. Su director, Joaquín Ruiz, valora de forma muy positiva este intercambio que en verano se realizó con el Museo Julio Gavín.

A la inauguración de la exposición asistían también los alcaldes de Jaca y Sabiñánigo, que ponían en valor este trabajo de colaboración y la importancia de ambos museos. El Museo “Ángel Orensanz y artes de Serrablo” fue pionero en la recuperación etnográfica y hoy continúa como un referente.

“El Legado del Viejo Mundo Pirenaico” acaba de abrir sus puertas y estará disponible hasta el 8 de enero. Se organiza en bloques temáticos: Los orígenes del museo, El continente: Casa Batanero, La institución de la casa, La colección de Ángel Orensanz, La colección etnológica de Amigos del Serrablo, Las salas del museo y, por último, La ampliación del museo.

En la sala de la Ciudadela pueden verse varias piezas del museo como una silla de novia, herraduras o una rueca, además de imágenes de diferentes salas del museo, de la Casa Batanero o dibujos del artista Ángel Orensanz.

Comentarios