Graus recrea, cien años después, el éxito del Orfeón de Graus en Barcelona

Orfeón Graus Barcelona

Con una excursión artística musical a Barcelona, el área de cultura del Ayuntamiento de Graus, conmemora, este domingo, el centenario de los exitosos conciertos que el Orfeón de Graus ofreció, en octubre de 1916, entre los días 12 y 15, en la capital catalana. De esta manera, se cierra el homenaje a esta formación musical, que comenzó en marzo con la exposición conmemorativa con la que inició la temporada el centro cultural Espacio Pirineos y continuó con un pequeño guiño en la programación del festival Nocte.

Audio sin título

Hace un siglo fueron 150 grausinos (hombres, mujeres y niños) los que realizaron el viaje a Barcelona, un desplazamiento que duró unas 20 horas, siendo para muchos de ellos, probablemente, su primer viaje en tren o la primera vez que veían el mar.

El Orfeón de Graus había nacido dos años antes, en el verano de 1914, siendo casi, un proyecto pionero en Aragón, donde sólo existía el orfeón de Zaragoza. El maestro Borguñó, explicaba Jorge Mur, técnico municipal de cultura, vislumbró de manera muy clara el proyecto que consiguió no sólo unanimidad de crítica y público sino también el apoyo de sus vecinos.

Decía Mur, que fue el nacimiento de una historia de amor al arte que supieron transmitir y que, sólo por eso, merece la pena recuperar.

En la excursión musical de este domingo, se recrearán dos de los cuatro conciertos que el Orfeón ofreció en Barcelona, ciudad que también se rindió al entusiasmo y naturalidad de la formación grausina, hasta tal punto que llegó a ponerlo a la altura del Orfeó Catalá. Los conciertos, que ofrecerá la coral Villa de Graus, con un repertorio muy similar al que llevó el Orfeón hace un siglo, serán en el Centro Aragonés de Barcelona (12.30) y auditorio del Orfeó Gracienc (19 horas). La coral contará la participación del pianista Germán Barrio y la solista grausina Alba Mur.

El viaje, como el de 1916, también contempla una recepción en el salón de Cent del Ayuntamiento de Barcelona.

Comentarios