El PP denuncia inundaciones en Quicena, junto al SEPES, “sin que el tripartito haga nada”

Quicena ha vuelto a sufrir nuevas inundaciones en su confluencia con el polígono Sepes, donde comienza el término municipal oscense. A pesar de que las lluvias no han alcanzado en absoluto los niveles torrenciales de ocasiones precedentes, se han producido las mismas afecciones, especialmente en el camino del acueducto y a la carretera interior de acceso a Quicena desde el SEPES, denuncian desde el PP.

El alcalde de Quicena, Javier Belenguer, ha confirmado que en el pasado mes de agosto se dirigió una vez más por escrito al Ayuntamiento de Huesca solicitando información sobre la solución aportada por sus técnicos municipales. Hasta la fecha, ningún miembro del tripartito se ha puesto en contacto con Belenguer para abordar ese extremo ni la situación global denunciada reiteradamente por el ayuntamiento de Quicena. Se da la circunstancia de que en los últimos doce meses, el alcalde de Huesca sí ha convocado a sus vecinos de Quicena. En la primera de ellas, los representantes del equipo de gobierno oscense no hicieron acto de presencia y en la segunda el propio Felipe no asistió a la reunión pese a su compromiso personal, añaden los populares.

El alcalde de Quicena, Javier Belenguer, considera que su ayuntamiento no descarta adoptar las medidas necesarias, llegado el caso, para evitar las continuas repercusiones que se vienen sucediendo. Belenguer matiza que "la situación se agrava por momentos, puesto que las inundaciones se producen ahora a pesar de que la cantidad de agua caída sea mucho menor". La solución que Quicena se vería obligada a adoptar in extremis pasaría por los movimientos de tierra necesarios en su propio término municipal. Belenguer pone énfasis en que "el tripartito de Huesca no puede seguir dando la espalda al problema, porque la alternativa supondría trasladar el problema al colectivo de empresarios del polígono Sepes, que no tienen responsabilidad alguna en el problema y que verían agravada una situación ya de por sí delicada.

Belenguer afirma que "los afectados somos tanto los vecinos de Quicena como las empresas del Sepes, que no tenemos, en ninguno de los casos, responsabilidad alguna en el problema suscitado". Así las cosas, el alcalde de Quicena afirma que se mantiene "mirando al cielo, porque si Felipe sigue ignorando el problema, el peor de los escenarios está por llegar", en referencia a los daños que futuras tormentas podrían provocar en el propio polígono industrial oscense además del término municipal de Quicena.

Comentarios