Comenzó la Liga de Otoño Aquagan de frontenis

Comenzó la segunda edición de la Liga de Otoño Aquagan con la victoria de todos los favoritos al triunfo final, aunque en algunos partidos resultaron más igualados de lo previsto.

Abrió la competición el duelo entre Escartín-Cudinachs y los jóvenes Burgos-Salinas. El partido se presentaba, a priori, con ventaja para los primeros, por juego y experiencia. Pero los jóvenes Burgos-Salinas plantaron cara durante la primera parte del partido, poniendo en dificultades a Escartín-Cudinachs, que solventaron el choque por 23 tantos a 17.

El segundo partido de la jornada lo disputaron otra de las parejas favoritas al título, Tolosana-Durán y Molina-Para, un binomio siempre complicado de derrotar. El partido no tuvo demasiada historia, ya que Molina-Para presentaron su peor cara, mientras que Tolosana-Durán jugaron un buen partido. Al final, 25-8 para Tolosana-Durán, que daban un golpe de autoridad a la liga.

Otro de los partidos que disputaban aspirantes al triunfo final fue el duelo entre Acín-Palacín y Martín-Ferrer. Los primeros no dieron opción a sus rivales, con un gran Palacín en la zaga, mostrando su mejor nivel de juego. Ganaron los favoritos por 25 tantos a 9.

Salguero-Tomás, otra de las parejas candidatas al podio en la liga, demostraron estar en un buen momento, derrotando a Gota-Navarro por 25 tantos a 7. Destacar que Gota ha estado lesionado todo el verano y todavía no ha podido coger ritmo de competición.

Completaron la jornada los enfrentamientos entre Garcés-Duque, que derrotaron a Beltrán-Anaut por 25 tantos a 14; Martil-Navarro, que se impusieron con más facilidad de la prevista a Pedrosa-Sieso (25-14) y Flamarique-Lorente que cayeron derrotados en un emocionante partido frente a González-Mora por 20 tantos a 25.

Con estos resultados Salguero-Tomás son los primeros líderes de la Liga de Otoño, por la diferencia de tantos, seguidos de Tolosana-Durán.

Esta semana se disputa la segunda jornada con enfrentamientos directos entre parejas candidatas al título, como el choque entre Escartín-Cudinachs y Tolosana-Durán.

Comentarios