El Ayuntamiento de Monzón espera que el precio del parquin sea el menor posible

Álvaro Burrell

El viernes día 30 de septiembre dejaba de prestar servicio el parquin de la Avenida Cortes de Aragón, el Ayuntamiento de Monzón debe asumir el inmueble y abonar el precio que se determine, según se recoge en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas de 2000. El alcalde recuerda que será la inversión menos la amortización que se ha llevado a cabo desde el año 2007 y que se va a trabajar para que sea el menor coste para las arcas municipales se valora entre 2 y 3 millones de euros, según señalaba Álvaro Burrell, en el programa mensual de Radio Monzón en el que responde a preguntas de los ciudadanos.

Burrell apuntaba que se han tomado todo el mes de octubre para no dar un paso en falso y buscar una solución al parquin, aunque lo ideal sería que apareciera un emprendedor que se encargara de su gestión.

En caso de decidir su reapertura mientras se busca una solución sería a precios económicos y con vocación de servicio.

Otra cuestión a tener en cuenta es que la ley de estabilidad presupuestaria condiciona la compra del edificio.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Monzón firmó un contrato el 25 de mayo de 2007 por el que adjudicó a la empresa Marcor Ebro, S.A. (única titular de Explotaciones Monzón, S.L.) la construcción y explotación durante 40 años de un parquin ubicado en un terreno municipal lindante con el Centro de Salud. El edificio pasaría a ser de propiedad municipal al finalizar la explotación.

“Explotaciones Monzón, S.L.” entró meses atrás en concurso de acreedores y el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Zaragoza ordenó el pasado 19 de julio la disolución de la sociedad, la resolución del contrato con el Ayuntamiento de Monzón, el cese de la actividad y la puesta de los bienes a disposición del Ayuntamiento.

De acuerdo con las cláusulas del contrato, basado en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas de 2000, el Ayuntamiento ha de asumir el inmueble y abonar el precio que se determine. La empresa se encuentra en “fase de liquidación” y su principal activo es el propio parquin.

El Ayuntamiento ha de resolver en los próximos meses acerca del importe del coste de la construcción y de las amortizaciones que hayan tenido lugar.

Comentarios