La Catedral de Huesca cuenta con una colección de libros cantorales única en Aragón

códice manuscrito libro Catedral Huesca

Un grupo de investigadores y expertos en códices y miniatura, están trabajando en la colección de cantorales del Archivo de la Catedral de Huesca. Expertos de varias Universidades de España participan en este proyecto, que van dirigidas a una futura publicación con el Instituto de Estudios Altoaragoneses para 2017. Uno de estos libros de gran tamaño está expuesto en el Museo Diocesano de la capital oscense. En total hay 23, que son del Siglo XV al XVII. Servían para aprender canto, y contienen miniaturas de mucha calidad.

Su estado de conservación es bastante bueno, a pesar de que durante varios siglos fueron usados por los monjes. El Rey Fernando II de Aragón fue uno de los mecenas para su creación. Estuvieron hasta el Siglo XIX en el Monasterio de Santa Engracia en Zaragoza. Tras la desamortización, pasaron a la Catedral de Huesca, porque eran propiedad del obispado oscense. Alfonso el Batallador, varios siglos antes, incluyó ese monasterio dentro de las propiedades del obispado.

Son los más importantes de este tipo de Aragón, y unos de los más destacados de España. Hay similares en Países Bajos, en el Monasterio de Guadalope, y en el Escorial. Encuadernación, flores y vegetación, inventario, son algunos de los pasos del trabajo de investigación. Carmen Morte, Catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, ya realizó con la profesora Lacambra un primer inventario hace unos años. Después Morte escribió un artículo. En este trabajo actual está el Jefe de Sección de Manuscritos de la Biblioteca Nacional con las miniaturas. Las flores y vegetación las estudia la experta Pilar Bosqued, que tiene un libro sobre Tapices de Zaragoza. Además el análisis de la encuadernación la lleva un investigador de la Universidad Complutense de Madrid.

También le gustaría al equipo que se pudieran ver en alguna exposición. Hay uno expuesto en el Museo Diocesano de Huesca.

Comentarios