Luis Irzo renuncia a su acta de concejal, se da de baja del PP y declara su inocencia

Luis Irzo

Luis Irzo ha enviado un comunicado, donde renuncia a su acta de concejal, y se da de baja del Partido Popular. Además proclama su inocencia, y confía en que la justicia así lo declare. Irzo está acusado de presunto maltrato físico y psicológico a su mujer e hijos, y se encuentra en pleno proceso judicial.

El ya ex concejal, exponía que ante la denuncia interpuesta contra su persona y los hechos que se le imputan por su esposa, con absoluta rotundidad, proclama su inocencia, lo que, asegura, se evidenciará en el procedimiento judicial que actualmente se está desarrollando. Por respeto al procedimiento judicial y a la Autoridad Judicial, no efectuará ninguna declaración pública, al margen del comunicado, sobre los hechos objeto de investigación.

Añade Irzo que es un firme defensor de la Justicia y confía que los hechos se aclaren a la mayor brevedad y pongan de manifiesto que, como ha indicado, es inocente de todas las acusaciones que contra él se han vertido.

A pesar de ello, comunicaba que desde este jueves ha presentado su renuncia a su acta de concejal del Ayuntamiento de Huesca y su baja del Partido Popular, porque, dada la trascendencia pública de los hechos en los que se ve inmerso, en ningún momento quiere que su continuidad se utilice como pretexto para menoscabar el trabajo que sus compañeros del Partido Popular de Huesca están realizando, ni tampoco al Partido Popular, ni al Ayuntamiento de Huesca, la institución que he tenido el honor, declaraba, de pertenecer durante estos años.

Insistía en su inocencia, y aún cuando esta decisión pudiera representar un perjuicio a su persona, considera que el ejercicio de un cargo público debe tener un plus de ejemplaridad y por ello presenta su renuncia por iniciativa propia. Por último, deseaba agradecer las innumerables muestras de apoyo y cariño que he recibido en los últimos días.

El Juez dictaba una orden de protección a favor de la esposa del concejal y de sus tres hijos menores de edad, por lo que se le prohíbe aproximarse a todos ellos a menos de quinientos metros de su domicilio, lugar de trabajo, de estudios o aquellos lugares que frecuenten habitualmente.

El juez le prohíbe igualmente comunicarse con ellos por cualquier medio ya sea teléfono, correo postal o electrónico, aplicaciones móviles e incluso por personas interpuestas. Otra de las prohibiciones establecidas por el juez en el auto es la de que pueda tener o portar armas durante todo el tiempo que dure la tramitación del presente procedimiento judicial, por lo que le obliga a depositar en el Juzgado su licencia de armas si la tuviere.

Deja en suspenso además la patria potestad sobre sus hijos y atribuye a la madre la guarda y custodia de los tres menores de edad. Atribuye el domicilio familiar a los tres hijos, y con ellos a la madre, y fija una pensión de alimentos para cada uno de ellos de 150,00 € al mes (total 450,00 €), incrementables conforme al IPC., y que deberán pagarse los diez días primeros de mes en la cuenta bancaria que designe la progenitora custodia.

Comentarios