Cambiar Monzón responde a las críticas del PAR sobre su postura frente a la planta de Biomasa

Cambiar Monzón responde a las acusaciones vertidas por el PAR esta semana y señala que “es incompatible defender esta ubicación para la central de biomasa y defender a la vez tejido industrial presente, la salud pública y el interés general de la ciudad”. Del mismo modo, aclara que no han pedido revisar emisores contaminantes de HNE y Metalogenia y le dice al PAR que sus alegaciones serían innecesarias si el Ayuntamiento de Monzón, la pasada legislatura, dirigido por el PAR en Medio Ambiente, no hubiera otorgado interés público para ubicar una central de biomasa de esas dimensiones a menos de 600 metros de la ciudad.

Cambiar Monzón critica que hace escasamente unos días el Diputado del PAR, Jesús Guerrero, en pleno Debate del Estado de la Comunidad, sorprendió por la televisión autonómica haciendo oposición al ayuntamiento mientras intentaba encontrar ratas y pedía la limpieza del río Sosa en Monzón por salubridad para los vecinos y evitar males mayores, siendo que ello es competencia de la Confederación Hidrográfica del Ebro, dirigida por la coalición estatal PP-PAR.

En cuanto a la respuesta de los paristas a las alegaciones presentadas por Cambiar al proyecto de central eléctrica por incineración de Biomasa en Monzón, esta última formación señala que hubieran sido completamente innecesarias si el Ayuntamiento de Monzón, dirigido en Medio Ambiente por el PAR la pasada legislatura, hubiera defendido el interés general y la salud de vecinos de Monzón, no otorgando interés público para ubicar una central de biomasa de esas dimensiones a menos de 600 metros de la ciudad.

Asimismo, señalan que “obviamente, PSOE y Cambiar Monzón tenemos visiones distintas sobre asuntos de la ciudad y es conocido que en el proyecto de central de biomasa no pensamos exactamente lo mismo, como ha quedado patente en diversas ocasiones”. No obstante, añaden que en sus áreas de responsabilidad como gobierno municipal deben acogerse a la normativa existente y a los derechos previos adquiridos por el promotor gracias al interés público otorgado por el ayuntamiento antes de la entrada del actual equipo al gobierno municipal. Por ello, Cambiar Monzón quiere recordar, que “la autorización para una empresa de estas dimensiones, una vez otorgado el interés público que PP-PAR dieron en Monzón, le corresponde al Gobierno de Aragón, institución donde todo el mundo sabe que no gobernamos y es a quien le hemos presentado las alegaciones”.

Cambiar Monzón considera lamentable que “el PAR intente mezclar churras con merinas y confunda a la población con nuestras alegaciones. Cambiar Monzón no ha pedido que se revisen las emisiones autorizadas ni a Hidronitro ni a Metalogenia ni a nadie, tal y como han señalado falazmente, sino que hemos pedido que en los estudios de emisiones que presenta la promotora de la central de Biomasa, se tengan en cuenta las emisiones ya autorizadas a las citadas factorías para valorar como es debido el total de las emisiones de todos los focos autorizados a pleno rendimiento”.

“Si no se hace así, se autoriza la central de biomasa y se dieran episodios posteriores de superación de niveles de contaminación en la ciudad –añaden-, el Gobierno de Aragón se podría ver en la obligación de rebajar niveles de emisión de todos los focos autorizados, incluidos por ejemplo Hidronitro y Metalogenia, de lo que se desprende que las alegaciones de Cambiar, lejos de perjudicar a estas empresas o al conjunto de la actividad industrial, lo que pretenden es evitar que acabe perjudicándoles la puesta en marcha de esta central”.

“Es por ello – concluyen-, por lo que consideramos incompatible, como hace el PAR, defender esa ubicación para la central y defender además el tejido industrial presente, la salud pública y el interés general de Monzón”.

Comentarios